El diputado Ramiro Marra, del espacio político La Libertad Avanza que lidera Javier Milei, lanzó un “movimiento antipiquetero” que consiste en militancia digital y denuncias a dirigentes sociales.

Ramiro Marra junto a Javier Milei. Foto: @CarlosMaslaton

Así, lo propuesto por Ramiro Marra busca frenar con los cortes y entorpecimientos al tránsito y aprovechó para apuntar contra uno de los líderes del Polo Obrero, Eduardo Belliboni: “Que se prepare si va a seguir haciendo piquetes”.

Puesta en marcha del “movimiento antipiquetero”

Así lo anunció el partido político de Javier Milei, que pondrá en acción esta medida que busca frenar los cortes de tránsito. La forma de ponerlo en práctica es a través de la militancia digital del público, además de permitirle a las personas la presentación de denuncias penales contra aquellos dirigentes que se dediquen a liderar manifestaciones en las calles.

De esta manera, Ramiro Marra explicó que el Movimiento Antipiquetero Argentino (MAPA), consiste en una organización que busca ponerle freno a los piquetes en Argentina y en la Ciudad de Buenos Aires, y a su vez se refirió a que la idea “implica tomar la acción, pero sin violencia contra los que extorsionan a los políticos, dañan a la gente y violan la ley”.

Por lo tanto, el partido La Libertad Avanza ya dispuso en internet de una página donde todos aquellos interesados podrán inscribirse a fin de poder colaborar con la propuesta, cuyo objetivo principal es “frenar los cortes de calles”.

Y mediante cuentas de Twitter e Instagram, las personas pueden ayudar “con una movilización que no sea en las calles, sino promoviendo la participación para enfrentar este drama cotidiano que es no poder circular libremente”.

Marra explicó entonces que estas plataformas y redes ayuden a “anunciar los piquetes que estén ocurriendo, se identifiquen a los dirigentes que están liderando la manifestación y se pueda difundir el costo que tienen para los ciudadanos. Va a ser un registro y servirá de información para la realización de denuncias a estas verdaderas organizaciones delictivas”.

Para luego remitirse al rol de Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero: “Es el peor de todos, porque reivindica los piquetes, es el más violento y el que extorsiona a funcionarios y a políticos. Presiona y amenaza a todos los gobiernos exigiendo que entreguen planes o corta todo. Por eso digo que se prepare si va a seguir haciendo piquetes, porque va a ser el primero al que vamos a denunciar”.

Ramiro Marra apuntó a lo "delictivo" de cortar las calles a través de piquetes. Foto: Franco Fafasuli

Y después resaltó cómo surgió la propuesta: “Mucha gente que acompaña esta iniciativa y quiere resolver el problema de los piqueteros. Como los políticos no pueden solucionarlo, hemos decidido agruparnos para hacer lo que sea necesario dentro de la ley para sacar a los piqueteros de la calle. Nosotros no necesitamos usar armas. Los piqueteros, que están realizando actividades ilegales, sí. Vamos a utilizar las herramientas que están ya establecidas por la ley y que los políticos no cumplen”.

El “decálogo antipiquetero” que lanzó La Libertad Avanza:

Adherimos al liberalismo y por ende al principio de la no violencia y al respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo.

En nuestra defensa de la libertad, entendemos que el derecho a manifestarse es legal y moralmente válido si, y solo si, no ven afectados los derechos de terceros.

Los derechos básicos de todo individuo son el de la vida, el de la libertad y el de la propiedad. La privación de cualquiera de ellos representa una falta grave contra la comunidad.

Nuestra Constitución y nuestro marco legal es claro con respecto a que la privación del derecho al libre tránsito es un delito, y no comprender esto es ir en contra de la Ley y la Constitución Nacional.

Habiendo infinitos modos de manifestación y formas de expresar demandas, afectar derechos de terceros es inaceptable, y debe caer sobre cada individuo todo el peso de la Ley.

Por sobre la responsabilidad de los individuos en la violación al derecho a la libertad, comprendemos que es aún mayor la de organizaciones cuyo fin único es el de perturbar y generar caos para beneficio privado.

La utilización de individuos a cambio de dinero u otros bienes para engrosar manifestaciones debe ser condenada tanto social como legalmente.

Uno de los delitos más graves que puede cometer un individuo es la utilización y puesta en peligro de menores, perjudicando a terceros para un beneficio privado.

El Estado en sus distintos niveles no puede seguir fomentando la privación de la libertad realizada por piqueteros. Ni piqueteros ni sus asociaciones deben recibir subsidio o ayuda alguna.

El Movimiento Anti Piquetero Argentino ratifica su rechazo a la violencia, a la violación de las libertades y a cualquier otra forma de fascismo camuflado de manifestación legítima.