Tal como estaba previsto, la vicepresidenta Cristina Kirchner se sometió este jueves a una histerectomía completa, lo que equivale a un vaciamiento del aparato reproductivo. en el sanatorio Otamendi de la ciudad de Buenos Aires.

//Mirá también: Cristina Kirchner defendió a Kicillof por los viajes de egresados y apuntó contra Macri

Cristina Kirchner se internó a las 6 de la mañana para internarse, y al poco tiempo comenzó la intervención quirúrgica.

Cristina Kirchner se somete a un histerectomía en el sanatorio Otamendi de la ciudad de Buenos Aires.

Se trataba de una operación programada y no respondía a ninguna emergencia médica, aclaró en la víspera el diario Clarín.

Estiman que permanecerá internada entre tres y cinco días.

El primer parte médico de Cristina Kirchner

Según el primer parte médico brindado por las autoridades del sanatorio Otamendi, ubicado en el barrio porteño de Recoleta, Cristina Kirchner se recupera favorablemente de la histerectomía completa a la que fue sometida y se encuentra “en buen estado general”.

La operación a Cristina Kirchner: así salió de su casa y se dirigió al sanatorio Otamendi

Qué es una histerectomía

La histerectomía es una intervención quirúrgica mediante la cual se extirpa el útero, y eventualmente también los ovarios y las trompas de Falopio.

Se suele hacer este tipo de cirugías por causas benignas o malignas: engrosamientos del endometrio, endometriosis, dolor pélvico crónico, presencia de fibromas o la detección de cáncer en alguna de las zonas del útero o las trompas de Falopio. No trascendieron los motivos médicos para la intervención de Cristina Kirchner.

La madre de la vicepresidenta, Ofelia Wilheim, había pasado por una intervención similar, también en el sanatorio Otamendi de la Recoleta, recordó Clarín.

La historia clínica de Cristina Kirchner

La histerectomía a la que se sometIÓ este miércoles no es la primera operación de Cristina Kirchner, quien posee una extensa historia clínica.

Sin ir más lejos, en 2012 la actual vicepresidenta de la Nación fue operada de un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la tiroides. Cristina Kirchner fue intervenida por el cirujano Pedro Saco, jefe del Servicio de Cabeza y Cuello del Instituto Angel H. Roffo, la institución en oncología más importante de la Argentina.

Un año más tarde, en octubre de 2013, un hematoma subdural crónico obligó a la expresidenta a someterse a otra intervención quirúrgica, esta vez en el hospital Favaloro.

La lesión, una acumulación de sangre en la capa exterior que cubre el cerebro, fue detectada después de que sufriera un golpe en la cabeza el mes previo por una fuerte caída.

Por último, a fines de diciembre de 2014, Cristina Kirchner sufrió “una fractura bimaleolar sin desplazamiento” en su tobillo izquierdo, tras caer en su casa de Río Gallegos después de pisar “líquido deslizante”.

Con información de Télam.