El conflicto Mapuche tiene otro capítulo en el medio de distintas situaciones de violencia que han escalado en las últimas semanas. Ahora el Gobierno Nacional confirmó que sigue siendo querellante por la toma de tierras en Bariloche contra el grupo.

//Mirá también: Un grupo de encapuchados causó incidentes en Villa Mascardi y tomó tierras en Vaca Muerta y El Bolsón

Lo confirmó el propio ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, a través de un mensaje que escribió en Twitter.

“La Justicia nunca le sacó a @ParquesOficial la calidad de querellante. En junio, decidimos no elevar la causa a juicio oral, sin antes tener una audiencia de conciliación”, escribió el funcionario. Y explicó: “Al no presentarse, ni mostrar voluntad de diálogo, la causa judicial sigue avanzando”.

Es una manera en la que el Gobierno toma la misma posición que la fiscal federal interina de Bariloche, Sylvia Little, que acusa a tres integrantes de la comunidad mapuche por la usurpación de las tierras que pertenecen a la Administración de Parques Nacionales (APN).

Incidentes en Villa Mascardi.

La apoderada legal de la APN coincidió con Little en que la etapa de instrucción ya está terminada, informó el Diario Río Negro. Que además aseguró que acompañó el pedido de la fiscal a la jueza Silvina Domínguez para que sea elevada a juicio oral la causa en la que están imputados Joana Micaela Colhuan, Cristian Germán Colhuan y Gonzalo Fabián Coña.

La APN había retirado la querella en junio de este año por usurpación contra la agrupación mapuche que controla y ocupa desde noviembre de 2017 en Villa Mascardi, en una franja que comprende 30 hectáreas públicas y privadas.

“Conforme surge de este cuerpo colegiado, en el marco de una reunión con representantes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, se le requirió a la Administración de Parques Nacionales que no eleve a juicio la causa en los términos del Artículo 346 del Código Procesal Penal de la Nación, en función de no entorpecer las negociaciones que se vienen llevando adelante con la Lof Lafken Winkul Mapu”,sostenía la resolución ministerial de Ambiente.

Un integrante de la comunidad Lafken Winkul Mapu (Villa Mascardi) antes del desalojo. (Gentileza Clarín)

Sin embargo, en septiembre Cabandié había dicho en Bariloche que la intención en el conflicto de Villa Mascardi era avanzar en un comanejo de tierras con los mapuches similar al que Nación lleva adelante con otras comunidades de la Patagonia.

En su momento fue fuertemente criticado por los vecinos, aunque ahora el ministro aclaró que su propuesta de comanejo se refería a las comunidades “que reconocen al Estado”, y no a la apuntada por los ataques.

El conflicto en Mascardi lleva larga data y en todo este tiempo acumula más de 110 de denuncias por hechos de violencia diversos.