Este domingo, el Fiscal Dr. Alejandro Ferlazzo de la Unidad de Homicidios Dolosos atribuyó prisión preventiva para cuatro imputados por el doble homicidio efectuado el 30 de septiembre del año 2021, en el camino rural de Uriburu y Av. Las Palmeras. Ese día encontraron varias vainas servidas y un papel con la frase: Con la mafia no se jode.

Se les atribuyó a J.C, D.A.C, S.R, y A.Z los delitos de Homicidio agravado por el uso de arma de fuego calificado por el concurso premeditado de más de dos personas (víctima Dylan Valenti) y Homicidio agravado por el uso de arma de fuego calificado por el concurso premeditado de más de dos personas y por su conexión -criminis causa- (víctima Brian Molina), hurto agravado y portación ilegítima de arma de fuego de guerra, todo en concurso real entre sí en calidad de autores. Y además se les atribuye a J.C, D.A.C, y S.R delito de Tenencia ilegítima de arma de fuego de guerra en calidad de coautores.

El Fiscal solicitó para los imputados la prisión preventiva efectiva. La Jueza de Primera Instancia Dra. Pedrana tuvo por formalizada la audiencia imputativa y dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de ley para los 4 imputados.

Los imputados dejaron abandonado el vehículo VW Suran color gris propiedad de Brian Molina. Seguidamente, sustrajeron el celular de las víctimas y los aros redondos de oro con un grabado y un anillo de oro de Brian Molina. Seguidamente se dieron a la fuga del lugar.

Lo expuesto denota el plan criminal trazado por el grupo que se encontraba buscando durante todo el día a Dylan Valenti para causar su muerte en venganza por el homicidio de la víctima Julián Zanier ocurrido a la mañana de ese mismo día. A Dylan lo encontraron en el momento en que se estaba de manera fortuita con su amigo Brian Molina, y así los imputados planificaron la ejecución por venganza de Dylan Valenti en un lugar completamente aislado.

Además, causaron el fallecimiento de Brian Molina, que se encontraba con su amigo, para procurar su impunidad por el homicidio de la víctima Dylan Valenti. Todo ello implica el concurso premeditado de los ejecutores, hecho que no podría haber ocurrido sin tal planificación.

Asimismo se le atribuye en las mismas circunstancias de tiempo, modo y lugar haber portado sin la debida autorización legal un arma de fuego de guerra con la cual efectuaron los disparos, tanto en momentos previos como posteriores a los mismos.

Por su parte se les atribuye a J.C, D.A.C, y S.R haber detentado sin la debida autorización legal bajo su esfera de custodia y con posibilidad conjunta de uso, un arma de de fuego de tipo pistola calibre 9 mm marca Bersa Thunder, siendo la misma secuestrada en el interior del domicilio sita en calle Av. Pellegrini al 700 de Rosario, el día 28 de abril del 2022 a las 19:00 horas aproximadamente, en virtud del diligenciamiento de la orden de registro domiciliario con autorización judicial.