La situación de la provincia de Entre Ríos frente a la pandemia de coronavirus se ha agravado en las últimas semanas, en consonancia con ello, y para poder dar respuesta desde el sistema sanitario, el gobernador Gustavo Bordet ha comunicado nuevas medidas tendientes a reducir la circulación de personas. Luego de conocerse el decreto, la ministra de Salud Sonia Velázquez encabezó una conferencia de prensa donde dio detalles de la situación provincial.

“La pandemia no se ha detenido en el mundo; y en nuestra provincia los indicadores epidemiológicos relacionados con la gran circulación de personas y las nuevas variantes del virus que circulan en Entre Ríos han sido crecientes y constituyen una clara amenaza al sistema de salud”, expresó la funcionaria. La situación " ha puesto en tensión la capacidad operativa del sistema operativo para poder dar respuesta ante la velocidad de contagios y el consecuente desenlace de personas en sectores críticos”, indicó.

Al complejo escenario, se suma además la problemática en la “disponibilidad de provisión y suministros de insumos críticos como el oxígeno medicinal, en este momento la demanda de oxigeno está entre dos o tres veces más a nivel país que el momento de mayor consumo del año pasado”, explicó Velázquez. “Otro elemento crucial que se suma a la delicada situación es el cansancio y la angustia acumulada de estos meses en los trabajadores de salud y la escasez de recurso humano especializado en unidades de cuidados críticos”, agregó la ministra.

En relación a la campaña de vacunación, Velázquez señaló que “se viene cumpliendo satisfactoriamente en toda la provincia, se alcanzo un poco mas de 40% de la población objetivo”.

La funcionaria explicó además que “en las ultimas horas hemos elevado a nuestro gobernador un informe de situación en donde solicitamos establecer medidas cívicas tendientes a disminuir la movilidad e interacción social, necesitamos bajar la cantidad de casos para descomprimir la atención en el sistema de salud; estas medidas, según lecciones aprendidas del año pasado, tienden a ser transitorias, focalizadas e intensivas”.

Finalmente, Velázquez subrayó que “resulta imperioso en estos momentos de crisis hacer nuevamente un llamado a la ciudadanía, a responsabilizarnos desde cada lugar, a desarrollar conductas éticas de cuidado. Es en estos momentos donde nos necesitamos todos: sociedad y Estado”.