La Municipalidad de Paraná puso en marcha la nueva obra de la bicivía en la costanera de Paraná y la polémica no tardó en instalarse. Es que con los cambios no se podrá estacionar más en la zona como se hace hasta ahora.

Son 170 plazas de estacionamiento que se eliminarán y se readecuarán en el resto de las bajadas del Parque. “Se reprograma y reconfigura el área de Puerto Nuevo y Puerto Viejo, incorporando estas 170 plazas que se relocalizan y, además, se incorporan más”, indicó a ElOnceTv Guillermo Federik, secretario de Planeamiento y Desarrollo Territorial.

Según indicó el funcionario local, habrá 480 plazas de estacionamiento para el borde costero. En el mismo sentido, “estará habilitada la parada para ascenso y descenso de pasajeros en todo el tramo”.

Finalmente, en relación al nuevo proyecto Federik precisó que “el recorrido máximo que uno puede hacer, mejorando la caminabilidad es de 1,5 kilómetros, desde cada uno de los tres puntos de estacionamiento: zona del Rowing; la Plaza de las Colectividades y Puerto Viejo; plaza Petit Pisant y Puerto Nuevo”.