Tal como estaba previsto, en la tarde del martes el arzobispo de Paraná fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Austral de Buenos Aires a donde fue derivado el pasado jueves 15 a causa de una insuficiencia cardíaca.

La operación de Juan Alberto Puiggari duró tres horas y media y se le colocaron cuatro nuevo bypass; “es importante destacar que el corazón le respondió muy bien” señalaron desde el Arzobispado de Paraná en el comunicado enviado a los medios. Aclararon además que ahora “se debe aguardar las primeras 24 horas para ver la evolución”.

Desde la institución agradecieron además “todas las oraciones que se han elevado por la salud de nuestro Padre y Pastor y se invita a seguir rogando por la recuperación total y definitiva”.