El Foro Ecologista de Paraná presentó un amparo y la justicia a cargo del camarista Gervasio Pablo Labriola hizo a lugar el pedido y ordenó a la Municipalidad de Paraná a frenar la tala de más de 80 árboles para desarrollar la obra de ensanche del bulevar Racedo. Desde la justicia dispusieron que “como medida precautelar” se suspenda el inicio de la tala de árboles de la zona en cuestión “hasta tanto las medidas cautelares solicitadas sean resueltas”. Esta sería la tercera vez que se suspende el inicio de obra luego de que los vecinos auto convocados solicitaran revisar la necesidad de la obra y evitar según expresaron un daño ambiental.

El magistrado dispone la suspensión del comienzo de la obra y emplaza al municipio a que en plazo de 7 días informe “sobre la exactitud del hecho que motivó la demanda”. Además solicitó que se remitan los expedientes administrativos originales completos correspondientes a la contratación de la Municipalidad de Paraná de la obra pública de ensanche de bulevar Racedo “y la aprobación de la tala de los árboles existentes en dicha arteria”, afirma el escrito.

Mientras el intendente de la ciudad, Adán Bahl llamó a una conferencia de prensa para anunciar que el acuerdo de vecinos, vecinales, sindicatos y la constructora, desde el Colegio de Arquitectos de Entre Ríos (Caper) emitieron un comunicado donde expresan que la obra se lleva adelante “sin darse a conocer las evaluaciones de impacto socioambiental”.