La responsabilidad y la constancia son sin dudas dos características comunes del deporte y de la música como arte; Agustín Migueles sabe moverse muy bien entre los dos ámbitos a los que pertenece desde muy pequeño y en lo que trabaja desde su Villaguay natal.

En diálogo con Vía Paraná, el joven, que también se desempeña como ayudante de albañil, nos cuenta acerca de su vida dividida entre las dos disciplinas. “Mis viejos son muy trabajadores y me inculcaron esa cultura desde chico. Yo aprendí sin que ellos me digan nada a que tengo que trabajar para tener mis cosas”, cuenta Migueles quien reconoce además que, en el atletismo, su padre fue “una influencia muy grande”.

El freestyle llegó a la vida de Dictum, tal su nombre artístico, a través de batallas de Buenos Aires que veía desde YouTube en el año 2013. “Con el tiempo las seguí escuchando y después me empecé a interesar en saber cómo se armaba una rima mentalmente, un verso, una oración, que esas construcciones tengan sentido y no trabarse con un montón de cosas”, explica en relación a sus comienzos en este arte.

Con el tiempo, y sumando mucha práctica, Dictum comenzó a subir videos  a Instagram “tirando freestyle, tipo hobby”. Luego otras personas de Villaguay se sumaron a la movida y así lograron conformar un gran grupo que empezó a reunirse en las plazas para armar batallas.

Consultado acerca del significado del nombre que eligió, cuenta que Dictum significa dictador, “porque yo al rapear estoy dictándole a la gente algo con mis palabras”.

El atletismo desde muy pequeño

Migueles se refiere al atletismo como “una actividad muy ardua, entreno todos los días y corro desde muy chico”. Su primera participación en una carrera fue cuando apenas tenía tres años, “en ese momento no había categoría para mí pero yo quería correr, me anotaron igual y me largaron solo”, recuerda.

Después de esa incipiente y temprana experiencia, comenzó a correr competencias de calle y campeonatos desde los siete años. “Me entrenaba mi viejo a unas cuadras de mi casa. Después corrimos la Maratón de Reyes en Concordia, en Gualeguaychú, que fue donde más veces corrí”, rememora.

Migueles también llegó a correr en Buenos Aires pero con el paso del tiempo hubieron lesiones y otros contratiempos que no le permitían “soltarse en el atletismo” y los entrenamientos disminuyeron.  Pero con la llegada de la pandemia el joven logró revertir esta situación  y volvió a entrenar de manera más intensa, “quería probar a que nivel podía llegar, era momento de que me suelte”, reconoce y fue así que a fines de 2020 empezó nuevamente a competir en carreras.

Acerca de su futuro, Dictum sabe que se guía por la improvisación, “en el tema de la música lo dejo fluir, más allá de que tengo algunos proyectos como lanzar un disco con videos y entregar bien material a la gente para que se entretenga con lo que amo hacer”.

Finalmente, expresa su deseo de ver “crecer mucho” a Villaguay, “que crezca en todos los ámbitos”, manifiesta.

La entrevista completa