Durante el fin de semana cedió la contención de hormigón que había en la barranca. 


Tras el derrumbe de la contención de una torre de alta tención en Paraná desde Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión (Transener) aseguraron que la estructura no corre riesgo de caer.

“El desmoronamiento de la contención no genera ningún riesgo a la estructura. Las bases de la torre están muy lejos del lugar del desmoronamiento”, informó el ingeniero Pablo Tarca, director técnico de Transener a El Diario.

Se trata de la torre de alta tensión de 500 kilovatios (kv), ubicada en calle Blas Parera al final, en la zona de la Toma Vieja de Paraná. Según detalló Tarca, especialistas de la compañía recorrieron en lugar y señalaron que “no hay ningún riesgo de colapso de la estructura”. 

“Independientemente de ello, vamos a trabajar en el mantenimiento para corregir este desmoronamiento que hubo”, resaltó el ingenuero y agregó que si bien se analiza correr la antena del borde de la barranca “no hay ningún motivo que amerite a hacer el movimiento de una estructura de una línea de alta tensión”.

Los trabajos que se llevarán adelante demandarán entre “60 y 75 días, dependiendo los movimientos de suelo”, según detalló el director técnico de Transener.






Comentarios