Las nuevas actividades deberán seguir rigurosos protocolos de prevención sanitaria. La hotelería para trabajadores exceptuados o personas que deban acompañar a familiares por cuestiones de salud.


La Municipalidad de Paraná dió autorización para la reapertura de la gastronomía y la hotelería siguiendo estrictos protocolos de prevención sanitaria. En el caso de los bares y restaurantes de lunes a domingo de 7 a 23 horas y en relación a la hotelería la autorización se limitará exclusivamente para el alojamiento de trabajadores exceptuados por razoneso o personas que deban acompañar a familiares o allegados por razones de salud y que se encuentren en tránsito en la ciudad con la autorización para circular.

Con respecto a las nuevas medidas el intendente Adán Bahl dijo: “Son rubros que vienen muy golpeados, que estuvieron paralizados totalmente desde el comienzo de la cuarentena, o que han trabajado con la modalidad de delivery; y esta decisión va en camino de esa recuperación. Servirá para que se comience a activar esta área de la economía local, siempre respetando de manera estricta los protocolos aprobados para el funcionamiento”, expresó el intendente.

Al igual que las anteriores excepciones, estos nuevos sectores tendrán que seguir un estricto protocolo sanitario. Los bares y restaurantes sólo podrán trabajar hasta con el 50% de la capacidad de cubiertos disponibles manteniendo una distancia de 2 metros con otras personas.

Otra de las medidas previstas es que a los empleados se les deberá tomar la temperatura al ingresar al establecimiento, y en caso de arrojar temperaturas elevadas dar aviso al sistema sanitario.

La actividad hotelera también deberá ajustarse a ciertos critrios para su funcionamiento. El servicio deberá asegurar que la actividad se desarrolle brindando servicios de alojamiento con desayuno en la habitación y sólo se recibirán a trabajadores exceptuados, personas que se encuentren en tránsito en la ciudad y personas que deban acompañar a familiares o allegados por razones de salud.

A todos se le exigirá la autorización para circular. Cada pasajero deberá firmar una declaración jurada al respecto.

Osvaldo Cabrera, Presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de Paraná (AEHG) comentó sobre las medidas: “Es un aliciente sin lugar a dudas a la situación que estamos viviendo y desde ya esperamos las mejores condiciones para poder comenzar a trabajar de manera paulatina para paliar el cuadro de situación”, quien mantuvo un encuentro con el intendente Adán Bahl.

Otros de los presentes en el encuentro fue Marcelo Barsuglia, Secretario de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Feghra) y Vicepresidente AEHG. Barsuglia dijo: “Esperemos poder tener buenos resultados para poder seguir manteniendo las puertas de los negocios abiertos y cuidar las fuentes de trabajo”.

Finalmente Carmen Yañez, empresaria hotelera de la ciudad dijo: La reunión ha sido positiva, como la decisión del intendente de permitir la apertura de la hotelería, ha sido propicia para generar un intercambio de opiniones y esperamos buenos resultados”.




Comentarios