En el marco de un juicio abreviado, Hugo Ariel "Mono" Papadopulos se declaró culpable y confirmó que depositará más de un millón de pesos al municipio entrerriano.


Un hombre que había obtenido más de un millón de pesos en medio de una estafa al municipio entrerriano de Federal acordó en un juicio abreviado la devolución del dinero y una pena de cumplimiento condicional, con trabajos comunitarios tras declararse culpable.

Hugo Ariel “Mono” Papadopulos fue detenido en un operativo en la ciudad de Buenos Aires junto a su hijo David, quien ya fue sobreseído por el juez de Garantías, Maximiliano Larocca Rees, tras la denuncia por defraudación radicada por el intendente de Federal, Gerardo Chapino.

Los delincuentes habían realizado un trato con el municipio de Federal (web).

Entre el 16 y 28 de octubre, el hombre usó una página de internet que su hijo había creado para comprar y revender materiales reciclables, y contactó al municipio entrerriano con la identidad de falsa de “Ariel Acebedo” para negociar la compra de esos materiales.

El municipio le entregó cinco cargas completas de distintos elementos de reciclaje y esperó el correspondiente pago que nunca se hizo efectivo.

Entregó 6.450 kilos de aluminio, 8.700 de cartón,18.520 de lata, 9.600 de bazar, 1.967 de soplado, 4.895 de cartón, 295 kilogramos de sillas, 17.124 de pet blanco, 5.968 de pet verde y 3.538 kilos de pet aceite por un total de 1.000.443 pesos, según se detalló en la causa.

Municipalidad de Federal, Entre Ríos (web).

Papadopulos recibió el material y lo revendió a las empresas Reciclar SA y Papelera Marino SA por lo que tras la denuncia se inició una investigación la policía de Entre Ríos y de Buenos Aires allanó una vivienda en el barrio porteño de Floresta. Padre e hijo fueron detenidos allí y luego trasladados a Federal.

En el lugar secuestraron una notebook, nueve celulares, pesos argentinos, cien dólares y documentos de interés para la causa.

Gerardo Chapino, intendente de Federal y el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet (web).

Tras declararse culpable, Papadopulos depositó el pasado lunes 2 de noviembre una suma de 1.046.663,99 pesos en una cuenta judicial que será entregada a la administración municipal.

Además, acordó con la fiscal a cargo de la investigación, Susana Irurzún, una pena de tres años de prisión condicional y deberá realizar 200 horas de trabajos comunitarios en una Iglesia de Buenos Aires.




Comentarios