El incendio que causó la pérdida de 20 toneladas de yerba se originó en un secadero de Campo Ramón, la yerba estaba en proceso de secado y elaboración. No hubo lesionados pero sí una importante pérdida material y económica.

Personal de Bomberos de la Policía y Bomberos Voluntarios de Oberá acudieron al secadero que está ubicado en el kilómetro 10 del municipio de Campo Ramón, en donde trabajaron en forma conjunta para sofocar las llamas que afectaron el sector de cintas de secado.

No se registraron heridos, pero sí daños materiales que se traducen en importantes daños económicos ya que el incendio afectó 20.000 kilogramos de yerba mate en proceso de elaboración y parte de las instalaciones del secadero.