Daniel Omar Salvayot de 21 años fue condenado a prisión perpetua, por el femicidio de Claudia Dino de 27 años en un juicio abreviado en el Tribunal Penal Uno de Oberá, el hombre se declaró culpable y fue sentenciado a 35 años de cárcel.

El joven fue imputado como autor penalmente responsable de “homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y por mediar violencia de género” hecho ocurrido el 15 de septiembre de 2018 en la localidad de San Martín.

Ante el cúmulo de pruebas en su contra, el acusado aceptó la culpa en Juicio Abreviado y firmó el acta de acuerdo con la máxima pena carcelaria. Los integrantes del Tribunal Penal Uno de Oberá,  deberán homologar ahora el acuerdo alcanzado entre el defensor oficial Matías Olivera y la fiscal Estela Salguero.

Claudia Dino trabajaba en la producción de yerba mate, hacía changas y era aficionada al fútbol.

Claudia Dino de 27 años, madre de cuatro hijos, fue asesinada de una puñalada en el pecho, lo que la llevó a desangrarse y fallecer camino al hospital Samic de Oberá. Su pareja se declaró responsable del hecho y fue condenado a prisión perpetua por ello.

Según se reconstruyó en la instrucción del caso, la relación entre Salvayot y Dino era conflictiva, quienes conocían los detalles de la relación hablaron de una tragedia anunciada.

Según testimonios de vecinos, creen que fue una emboscada, ya que Salvayot habría esperado detrás de un baño tipo letrina a que la joven regresara de la iglesia, donde la hirió de muerte y después escapó.

El acusado estuvo prófugo durante alrededor de siete horas, por casas de parientes en la zona del kilómetro 20 y argumentó que un rato antes había peleado con un tal “Negrón”.

El acusado había cometido el crimen frente a los hijos de la victima.

Cuando sus padres se enteran de la intensa búsqueda policial le informan del homicidio al acusado, el cual manifestó que se enteró en ese momento de que su concubina estaba muerta y por ello expresó deseos de matarse. Sin embargo, alrededor de una hora y media, sus progenitores decidieron entregarlo a la Policía.

Más allá de los testimonios de allegados, apareció como prueba fundamental en el expediente el cuchillo que habría utilizado para cometer el crimen.