El juicio del femicidio de Claudia Dino, ocurrido el 15 de septiembre del 2018 en la localidad de San Martín, estaba previsto para ayer sin embargo fue postergado debido a que asumió un nuevo defensor oficial que deberá interiorizarse del expediente.

La causa tiene como imputado a Daniel Omar Salvayot de 20 años, el cual se encuentra seriamente comprometido por aporte de testigos presenciales, entre ellos los hijos y vecinos de la víctima.

La causa que pesa sobre Salvayot es “homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y por violencia de género” delito que contempla la pena de prisión perpetua.

Debido a que al momento del hecho el acusado tenía 18 años fue alojado en la cárcel de menores de Posadas, donde continuará hasta cumplir 21.

El acusado habría cometido el crimen frente a los hijos de la victima.Clarín

El comienzo del debate oral y público contra el imputado se había previsto para ayer, instancia que se postergó por la reciente asunción del nuevo defensor oficial de Instrucción en lo Correccional y de Menores N° 2 de Oberá, Matías Olivera, quien estará a cargo de la defensa de Salvayot.

El Tribunal Penal Uno de Oberá resolvió postergar el inicio del juicio y fijar nueva fecha, una vez que el defensor oficial se interiorice de los pormenores del caso. La misma situación se dará en todos los expedientes a cargo del nuevo funcionario judicial.

Femicidio de Claudia Dino

Daniel Omar Salvayot, está acusado de asesinar de una puñalada en el pecho a Claudia Dino, madre de cuatro hijos quien se desangró y llegó sin vida al hospital Samic de Oberá.

Claudia Dino trabajaba en la producción de yerba mate, hacía changas y era aficionada al fútbol.Clarín

Según se reconstruyó en la instrucción del caso, la relación entre Salvayot y Dino era conflictiva, quienes conocían los detalles de la relación hablaron de una tragedia anunciada.

Los vecinos creen que fue una emboscada, ya que Salvayot habría esperado detrás de un baño tipo letrina a que Dino regresara de la iglesia, donde la hirió de muerte y después escapó.

El acusado estuvo prófugo durante alrededor de siete horas, por casas de parientes en la zona del Kilómetro 20 y argumentó que un rato antes había peleado con un tal “Negrón”.

Cuando sus padres se enteran de la intensa búsqueda policial le informan del homicidio al acusado, el cual manifestó que se enteró en ese momento de que su concubina estaba muerta y por ello expresó deseos de matarse. Sin embargo, alrededor de una hora y media, sus progenitores decidieron entregarlo a la Policía.

Más allá de los testimonios de allegados, aparece como prueba fundamental en el expediente el cuchillo que habría utilizado para cometer el crimen.

Fuente: El territorio