Esta semana se dio inicio al juicio oral y público del femicidio de Fiorella Agham, quien fue encontrada asesinada en un yerbal en San Vicente, tras cuatro días desaparecida. Por el hecho, su ex novio fue el único sospechoso, el cual llegó al debate detenido.

Ayer, el Tribunal Penal 1 de Oberá, condenó a prisión perpetua a Leopoldo Agustín Borovski de 23 años, bajo los cargos de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género”, ocurrido entre el 28 de febrero y el 4 de marzo de 2019.

Luego de la última ronda de testigos, tanto la Fiscalía como la defensa del acusado, presentaron los alegatos del caso, el Tribunal de Oberá, encontró a Borovski autor del femicidio, el cual al principio del juicio había negado los cargos, mientras que su defensa pidió la absolución, por el beneficio de la duda.

La fiscal Salguero, al fundamentar el encuadre legal del delito que se cometió, bajo la figura del femicidio, indicó que “esta causa, es una causa de violencia contra la mujer, que coloca a la mujer en una posición de inferioridad”, sostuvo

Condenaron a Borovski a prisión perpetua por el femicidio de Fiorella Aghem en San Vicente

Fiorella fue encontrada asesinada el lunes 4 de marzo al mediodía, por un colono que realizaba tareas de pulverización en un yerbal. La joven tenía 20 años y hacía 3 años que estaba en una relación sentimental con Leopoldo Borovski, relación conflictiva donde varias veces denunció violencia de género por parte del muchacho.

El debate se llevó a cabo en el Tribunal Penal 1 de Oberá, integrado por los jueces Francisco Aguirre, José Pablo Rivero y Miguel Moreira. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal, Estela Salguero. En tanto, el imputado fue defendido por los abogados, José Rufino Aranda y Marcos Fabián Hirch.

Condenaron a Borovski a prisión perpetua por el femicidio de Fiorella Aghem en San Vicente

Fuera del recinto, donde se desarrollaba la última jornada de debate, se convocaron familiares y amigos de Fiorella, con pancartas con pedidos de justicia y frases como “no más mujeres muertas” y “ni una menos”.

Al conocerse el fallo, los familiares de la víctima se mostraron conforme con la condena, que le “traerá algo de alivio a su enorme pena” según indicaron.