Los vecinos del barrio Caballeriza se acercaron hasta la Defensoría del Pueblo y plantearon que necesitan información sobre “el tiempo de las obras públicas de cordón  cuneta, empedrado, alumbrado, cloaca, vereda, baño instalado, además el valor económico de las mismas, porque se encuentran atrasadas”.

Durante el mes de febrero del 2018, se realizó una presentación del proyecto con planos y fotografías en la Casa del Bicentenario, junto a autoridades locales y provinciales. Pero estas vecinas que se acercaron, contaron en la reunión con la Defensora Patricia Nittmann, que hicieron reuniones al respecto, “que solo se reunieron funcionarios con pastores de diversas iglesias y que los mismos pastores no viven en el barrio”.

Los reclamos son porque no tienen novedades y sobre la necesidad de las obras ya que son urgentes porque se tratan de servicios básicos, agua y energía, y para transitar cómodamente por las calles del barrio.