El reclamo era por salarios y condiciones de trabajo dignas.


Este jueves, personal docente de la localidad de Oberá se autoconvocó a un bocinazo en reclamo de salarios, y condiciones de trabajo dignas, además de un aumento para los jubilados. En la manifestación que tuvo lugar en el centro de la ciudad, también estuvieron presentes gremios opositores.

Liliana Muller, una de las docentes referentes expresó que “Estamos en cuarentena cuidándonos, pero hay algo que no nos puede dejar tranquilos, la situación del docente. Estuvimos en una mesa de diálogo que no costó muchísimo llegar, pero después se vio trunca con lo de la pandemia, pero no es excusa, ya que se pueden realizar reuniones virtuales o con pocas personas, medidas apropiadas. Acá los que falta es voluntad del gobierno para escuchar a los trabajadores, que estamos pasando un mal momento”. También agregó que “Queremos que nos atiendan, que el diálogo sea constante con todos, no solamente con los gremios afines. Nosotros, que pensamos diferente, no somos tenidos en cuenta”.

La movilización consistió en un caravana por calles del centro al ruido de las bocinas de los automóviles. Entre los reclamos se encuentran el acceso a sueldos dignos, mejoras en las condiciones laborales y suba de sueldos a jubilados. Para tratar estos puntos piden que tenga lugar una mesa de diálogo. El jueves 4 de junio se repetirá la actividad.

Un reconocido integrante reconocido del grupo de docentes jubilados, llamado Alberto Gonzáles, hizo notar su descontento diciendo: “Seguimos como hace mucho tiempo luchando, peleando en la medida de las posibilidades. Desde el 2004 pedimos los beneficios jubilatorios que corresponden, solo eso, de acuerdo a lo que trabajó y aportó cada uno. Sería lo más justo, no pedimos nada de regalo, solo lo que nos corresponde. Es lo más triste seguir reclamando por eso y nadie nos escucha. Pasan los gobiernos y sigue lo mismo, se repite”




Comentarios