El siniestro ocurrió este miércoles y trabajaron dotaciones de la Policía de Misiones y Voluntarios.


Bomberos de Oberá tuvieron que batallar para poder controlar un incendio y ahora se investiga su origen puesto que no se descarta que hubiera sido intencional.

El siniestro ocurrió este miércoles en un antiguo depósito de aceite de tung, ubicado en el barrio Copisa de Oberá.

La Policía tomó conocimiento y de inmediato efectivos de la seccional Tercera en conjunto con la división Bomberos y Bomberos Voluntarios de Obera se constituyeron al lugar y trabajaron para extinguir las llamas y así evitar que se propaguen hacia las viviendas aledañas.

El personal especializado de la división Bomberos de la Unidad Regional II, realizó las pericias en el lugar y se trabaja para determinar las causas del siniestro.




Comentarios