Es el resultado que arrojó una encuesta organizada por jóvenes profesionales de la ciudad.


Mediante una encuesta online realizada en Oberá, el abogado Francisco Kempski, junto al investigador Maximiliano Rossi y un grupo de jóvenes profesionales, se plantearon hace una semana, debatir sobre la posibilidad o no, de realizar jornadas laborales extendidas en la ciudad.

Los organizadores propusieron a través de una breve encuesta, poder debatir si es posible trabajar en horario corrido, escuchando las opiniones tanto a favor como en contra de la idea. La encuesta tuvo la finalidad de saber si a la sociedad obereña le gustaría o no que este horario comercial siga vigente luego de la Pandemia Covid-19.

Los resultados son concretos, sobre la base de 624 personas encuestadas, las conclusiones son las siguientes: el 90% está a favor del horario extendido, resaltando los beneficios desde el punto social como tener más tiempo para compartir con la familia, poder dedicar tiempo al estudio y formación, dedicarse a proyectos personales y laborales.

Desde el punto económico evitar el doble gasto de traslado. Desde el punto de salud y emocional, se reduce el stress, la gente es más feliz. El rango etario fue de 45% de 21 a 35 años, y el 48,6% de 35 a 60 años y el porcentaje restante mayores de 60 años.




Comentarios