Mientras tanto, la pequeña continúa hospitalizada, presentando leves mejorías.


El pasado jueves, los médicos del Hospital de Pediatría de Posadas recibieron -en el área de emergencias- a una pequeña de un año y 45 días, quien presentaba signos de haber sido agredida violentamente: golpes en la cara, cuello, una fractura en una pierna, fuertes moretones en el cráneo, hematomas en párpado y pabellón auricular derecho.

Alertado por la situación, uno de los médicos realizó la denuncia ante los agentes policiales y en consecuencia se detuvo al progenitor. Al cual acusaron de haberle ocasionado los terribles daños a la pequeña.

Pero la culpa no recayó solamente sobre él, tambien la madre de la victima esta siendo investigada y ahora se encuentra bajo la disposición de la justicia, con custodia policial. Mientras se aloja en el nosocomio, para cuidar de la paciente. 

Dicha decisión fue tomada por la jueza Raquel Zuetta, titular del Juzgado de Instrucción V de Alem y tiene un carácter preventivo. Al igual que la detención del padre de la paciente. En cuanto a éste, se deberá determinar cuándo se concrete la audiencia indagatoria, debido a que desde la víspera la magistrada está de licencia. Según describió El Territorio.

Mientras tanto, la niña se encuentra bajo el resguardo del personal medico del nosocomio, psicólogos y trabajadores sociales. No se dio un nuevo parte médico que describa su actual estado, pero se sabe que había evolucionado favorablemente, tras haber ingresado al hospital. 




Comentarios