En el marco de la pandemia que sorprendió al mundo entero, las clases en Argentina fueron completamente suspendidas a fines de marzo del 2020, sin embargo, a lo largo del año, las medidas fueron cambiando y siempre y cuando entendiendo a aquellas personas que presentaban factores de riesgo. No obstante, a partir de septiembre de este 2021, aquellos docentes que antes presentaban licencia por ser de riesgo, deberán presentarse a la institución de manera normal.

//Mirá también: Murió el enfermero neuquino que fue golpeado por tener coronavirus

Desde los gremios correspondientes confirmaron que las licencias Covid vencían en julio de este año, sin embargo, en el marco de la vuelta a la presencialidad, el gremio docente exigió al gobierno de Neuquén que extendiera ese plazo “para que haya tiempo para hacer un trabajo prolijo” en el análisis de las carpetas médicas de las maestras en cuestión.

De esta manera, la extensión de dicha medida vence este 1 de septiembre, y a partir de ese día, deberán asistir todos aquellos profesores, docentes, y maestras que cuenten con la licencia. Solo quedarán exceptuadas aquellas personas que tengan más de 60 años o estén esperando familia.

Docente Foto: Orlando Pelichotti / Los AndesOrlando Pelichotti | Los Andes

Fue Mariana Aranda, la asesora de vicepresidencia del Consejo Provincial de Educación, quien confirmó la medida: “Hasta el día 1 de septiembre estos docentes que tenían, una eximición de presencialidad, no era una licencia porque ellos seguían trabajando desde sus casas, pero que tenían un dispensa de la presencialidad por ser personas con factores de riesgo y comorbilidades, a partir del 1 de septiembre se reintegran a sus trabajos a excepción de dos grupos, las personas mayores de 60 y las mujeres embarazadas”, explicó Aranda.

En este contexto, agregó que los indicadores epidemiológicos actuales son alentadores para la situación que se vive en las escuelas, dado que “Hoy objetivamente a nivel nacional y jurisdiccional hay indicadores que son alentadores, la razón de casos, la incidencia cada 100.000 habitantes y el porcentaje de la ocupación de camas UTI, reforzando todo esto la vacunación que vino a ayudar y dar un alivio a la saturación del sistema de salud”, resaltó.