Explosión en Plaza Huincul: piden un hogar de tránsito para dos perritos quemados

Negro y Tina buscan una familia que los lleve a su hogar para seguir con su tratamiento por las quemaduras.
Negro y Tina buscan una familia que los lleve a su hogar para seguir con su tratamiento por las quemaduras. Foto: Facebook

Después de la explosión en la refinería New American Oil, un grupo de rescatistas lanzó una campaña para conseguir un hogar a Negro y Tina, dos perritos que fueron víctimas de la tragedia y sufrieron quemaduras en su cuerpo.

Después de la explosión de la refinería New American Oil en Plaza Huincul en el que murieron tres personas el jueves pasado, Negro y Tina, dos perros, quedaron atrapados por el fuego y sufrieron heridas en sus cuerpos.

Negro y Tina se encontraban en la refinería y, lamentablemente, no pudieron escapar de las llamas del siniestro. Ahora, un grupo de la comunidad petrolera lanzó una campaña para encontrar un hogar para los perritos.

Los animales sufrieron importantes quemaduras al ser tapados por el fuego. La veterinaria Cecilia Merino curó a Negro y Tina y ahora están en manos de la agrupación rescatista de Cutral Có, Almas Rescatando Animales Vulnerables.

La campaña que lanzaron los rescatistas de Cutral Có para Negro y Tina

Los rescatistas comenzaron a difundir el caso de Negro y Tina por redes sociales, y así poder encontrar un hogar de tránsito para continuar con un tratamiento que requiere un cuidado especial para curarse de las lastimaduras.

Desde Almas Rescatando Animales Vulnerables detallaron los cuidados que debe tener la familia que decida adoptar a los perritos. “¿Qué necesitan en ese hogar de tránsito? Que duerman adentro con calefacción, poca exposición al sol, poco contacto con la tierra, disponibilidad de horarios para cuidarlos y acompañarlos”, dijeron.

Así quedaron los perritos después de la explosión.
Así quedaron los perritos después de la explosión. Foto: Facebook

Los perros tienen quemaduras en la cara, sus patitas, orejas, ojos, nariz y cola. Según LMNeuquén, Negro y Tina se habrían incendiado pero alguien logró apagarlos. Luego, fueron refugiados en otra empresa y desde allí los llevaron a la veterinaria.

La palabra de la veterinaria Cecilia Merino

A través de una publicación de Facebook, Merino declaró que ya llevan 72 horas y “recién ahora puedo decir que están fuera de peligro”. Luego, explicó que “han pasado la fase aguda de la enfermedad, pero esto no es solo una enfermedad. Es un complejo evento de sucesos metabólicos al que llamamos Síndrome del Quemado”.

Sabemos que costarán varios días cicatrizar y que quedarán secuelas especialmente de dolor que tendrá el resto de su vida como las cicatrices de sus heridas”. Por eso, “buscamos una familia que quiera adoptarlos y que colabore con la curación de sus heridas. Pero ellos son amigos y quisiera un hogar y familia para los dos juntos”,expresó la profesional.

Así quedaron los perritos después de la explosión.
Así quedaron los perritos después de la explosión. Foto: Facebook

Después, la veterinaria asumió el compromiso de atender para siempre a los perros. “Ellos serán asistidos de por vida por mi y mi veterinaria para que las secuelas que queden no generen incapacidad o dolor crónico que tengan que soportar”, afirmó.

Por último, la doctora canina dijo que se siente “honrada” y “muy agradecida” por la cantidad de insumos para sus curaciones, “para que nada les falte”, recalcó. También agradeció a “quienes se preocuparon a la distancia, a quienes vinieron a ayudar físicamente, a los que estuvieron virtual, a los grupos rescatistas de todo el país que llamaron”, concluyó.