Un nuevo comienzo de semana sin tener novedades sobre el inicio de clases en la provincia de Neuquén. Los alumnos continúan sin clases, los docentes reclaman por un sueldo digno, y el gobierno insiste en no darles otra opción a los profesionales de la educación.

En un principio, la medida que propuso el gremio docente el 3 de marzo, continuaría hasta el próximo martes 9, aunque se desconoce si volverán a las clases y aceptarán la propuesta del Estado o seguirá todo igual.

Hasta el momento, se sabe que el gremio ATEN tiene previsto sumarse a las actividades por el “paro feminista”, y que mañana realizarán asambleas y plenarios, que seguramente definirán la extensión de las medidas de fuerzas.

Sobre las medidas tomadas, el secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, sostuvo: “Vemos que la adhesión es casi total, con muestras de la participación en toda la provincia. En cada lugar hubo movilizaciones y actividades. Se recurre a acciones locales, ante la imposibilidad de hacer provinciales por la pandemia. Son acciones muy concurridas”, remarcó Guagliardo.

No obstante, si bien la medida tomada por los docentes se justifica por completo, desde el Gobierno aseguran que se ofreció “todo lo que tenía sobre la mesa”. Se trata de un aumento del 26%, con un 12% que impacta sobre el sueldo básico. Más una bonificación extraordinaria de 5 mil pesos para la segunda quincena de marzo. A este monto se agrega una suba de 1.000 pesos de bolsillo para los cargos iniciales, una suma de 3.500 pesos, un adicional por conectividad de 710 pesos y un reconocimiento del aumento acordado por la paritaria nacional para el incentivo docente.