Luego de que se confirmara que el presidente Alberto Fernández tiene coronavirus, los mensajes de apoyo y deseo de pronta mejoría no tardaron en llegar, pero de igual manera aparecieron los memes burlándose de la situación. Uno de ellos fue compartido por un intendente de Neuquén y fue repudiado en las redes sociales.

¡Alberto hoy te podés transformar en Héroe! Andá y estornudale a Kistina”, fue el mensaje que Cristian Puentes, intendente de El Huecú, compartió en sus redes sociales, haciendo alusión a la frase que Javier Mascherano le dijo a Sergio Romero antes de que comenzaran los penales ante Holanda en el mundial de Brasil del 2014.

Al ser consultado por esta situación, en la que queda a la vista el deseo de que Cristina Kirchner se contagie de COVID-19, el neuquino, según detalla LMNeuquén, contó: “Un amigo, que es medio K, me hizo una broma con nuestro Gobernador, Omar Gutiérrez, a lo que le quise responder con otra chicana en mi estado”.

Además, Puentes detalló que su idea era publicar el mensaje, esperar que su amigo lo viera y luego borrarlo, pero las cosas no se dieron así ya que tuvo problemas de conexión y la “broma” quedó en pausa hasta que su celular logró conectarse a Internet y cargó el polémico mensaje: “No me di cuenta y recién miré el teléfono a eso de las 5 de la tarde y tenía muchos mensajes, y no entendía nada”.

Cristian Puentes junto a Omar Gutiérrez.LMNeuquén

La imagen llegó a manos del diputado Darío Peralta, y este exigió al gobernador Omar Gutiérrez que se disculpen “por los agravios [...] hacia el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner” y cerró: “Es un ataque a la democracia de un dirigente de su espacio el MPN”.

Ante esta situación, el Intendente de Huecú le respondió a Peralta sosteniendo que “los políticos tenemos que estar a otra altura. No debemos generar polémica con algo tan básico”, y sostuvo que “como intendente de El Huecú creo que tengo mi grado de privacidad y hacer alguna broma con otro amigo”. Al mismo tiempo pidió disculpas y aseguró que nunca fue su intención ofender.