Elsa Sánchez relató el terrible momento que pasó cuando acudió al crematorio del Cementerio Central.


Con la tristeza a cuesta por el dolor que le causa la muerte de su madre, Elsa Sánchez fue con su urna al Cementerio Central, dónde se topó con una desagradable sorpresa, ya que no encontraban las cenizas de su mamá y tras cinco días de reclamo la terminaron encontrando. Igual la duda quedó instalada en la mujer, que contó este difícil momento que le toca atravesar.

“El empleado que me atendió volvió y se quejó en voz alta del desorden al decir que ´dejan las cosas en cualquier lado´. No podía permanecer más tiempo de espera y regresé recién el lunes porque antes me era imposible. Tampoco supieron qué decirme”, afirmó.

“Es una falta de respeto lo que hicieron ni siquiera un llamado para dar un tipo de explicación. La chica que me atendió me dijo que se habían perdido las placas, no las cenizas. Ella dijo que suplantaba al director y reconoció que era un desorden”, agregó.

También reveló que su marido fue a quejarse y que desde la Municipalidad le dijeron que era una situación atípica, que n o ocurre con frecuencia. Después contó que a los cinco días la llamaron para decirle que podía retirar las cenizas. “No sé qué me dieron. Dudo de que realmente sean los restos de mi mamá. A mí me va a quedar la duda por siempre. No sabés qué pensar. Estuvieron 4 ó 5 días para dar una explicación y nunca se comunicaron. Las disculpas no alcanzan porque estamos hablando de sentimientos”, culminó en diálogo con LMNeuquén.






Comentarios