El robo ocurrió el pasado miércoles, durante el mediodía cuando el comerciante ingresó a realizar sus compras al mayorista ubicado en calles Perticone y Paimún del barrio Confluencia.


El comerciante dejó la camioneta en la playa de estacionamiento de un mayorista neuquino, previo poner el cierre centralizado y alarma; realizó sus compras, y, al salir, su vehículo ya no estaba. Los delincuentes, no solo se alzaron con la camioneta, sino con un importante botín que asciende a una suma cercana al millón y medio de pesos, que el hombre tenía para saldar la compra de un auto.

El robo ocurrió el pasado miércoles al mediodía momento en que el comerciante, de 58 años, ingresó a realizar sus compras al mayorista ubicado en calles Perticone y Paimún del barrio Confluencia.

La comisario Mónica Torres, coordinadora de la zona sur de la Policía del Neuquén, en comunicación con LU5 detalló que “El damnificado dijo que puso el cierre centralizado y la alarma, realizó las compras y cuando salió, se percató de que le habían sustraído la camioneta”

Policía Neuquén

De inmediato se alertó a personal policial, y un móvil de Comisaría 19 se acercó al lugar. Se entrevistó al hombre, un comerciante oriundo de Cutral Co, quien había quedado varado con sus compras. Pero el problema para la víctima no era solo el robo de su Toyota Hilux, sino también todo lo que había en su interior.

“Manifestó haber tenido bastante dinero en la camioneta. Denunció que debajo del asiento había 400 mil pesos y 11 mil dólares, más dos chapas patentes de un vehículo cero kilómetro y otros elementos personales”, explicó Carrasco.

Al ser consultada sobre la llamativa suma de dinero, la comisario indicó que el damnificado manifestó que era para saldar la compra de un auto y que por ello ya contaba con las chapas patentes.

policia neuquen

Los investigadores presumen que los delincuentes estaban cerca de la víctima o al acecho buscando posibles vehículos para robar. Lo que no imaginaron es que encontrarian esta gran suma de dinero. Otra hipótesis es que hubiesen tenido marcado al comerciante, lo que supondría un trabajo de inteligencia mayor, y apenas estacionó y se bajó, atacaron.

A la fecha, no hay ninguna pista sobre la identidad de los ladrones y menos del botín. “El mayorista tiene cámaras de seguridad, y aún es todo materia de investigación”, señaló la comisario Carrasco.

“La víctima contó que en el interior de la camioneta estaba la copia de la llave de la misma”, indicó la comisario, y agregó que “no es normal tener la copia dentro del vehículo porque le facilitás al delincuente que se lleve todo”.




Comentarios