La medida entró en vigencia este jueves y se extenderá hasta el 31 de marzo.


Durante una reunión de gabinete que encabezó el intendente Claudio Di Tella, el municipio de Cipolletti decretó el receso administrativo hasta el 31 de marzo y determinó cuáles serán los servicios esenciales que continuarán prestándose en la ciudad.

El servicio de recolección de residuos se mantendrá con normalidad reforzando las medidas de seguridad para el personal. De la misma forma, continuará la distribución de agua potable y el riego en las calles de tierra. En cambio, el servicio de barrido y el mantenimiento de plazas se reducirá al cincuenta por ciento, mientras que continuarán los controles en las áreas de Comercio, Bromatología, Abasto y Tránsito, para garantizar el mantenimiento de las restricciones impuestas dentro de la Emergencia Sanitaria.

El Juzgado de Faltas definió que no atenderá al público y concentrará su accionar en resolver las actuaciones derivadas de la Emergencia. Por su parte, Desarrollo Humano diseñó un esquema para atender las emergencias y sostener el funcionamiento de los Centros de Promoción Comunitaria y los comedores. La idea es no agravar la situación de los sectores más vulnerables y atender sus necesidades en los lugares donde se encuentra la demanda. En el área de Obras Públicas se reducirá el trabajo a la mitad y se distribuirá al personal en turnos rotativos cada 72 horas.

En cuanto a los contratos del personal, que vencen el 31 de marzo, se decidió prorrogarlos por 30 días con excepción de aquellos que se caen por su propia naturaleza o por graves e injustificados incumplimientos. En el área de Hacienda, se estaba definiendo la forma de mantener abiertas algunas cajas para permitir a los contribuyentes el pago de sus obligaciones, más allá de que se prorrogaron los vencimientos. Y se definió que Compras debe mantenerse abierto para permitir el funcionamiento necesario en la emergencia.

El decreto 293 del gobierno provincial establece el asueto administrativo excepcional para evitar la proliferación del coronavirus Covid-19 en el territorio provincial y establece como los servicios básicos esenciales todos los relacionados con la salud pública y seguridad. Establece la suspensión de los plazos administrativos e invita a los municipios a sumarse a esa decisión.




Comentarios