El Ministerio de Justicia considera que existe una ofensa contra un funcionario público.


La Defensa Pública emitió un comunicado al Colegio de Abogados por el polémico mensaje que se escribió de forma acróstica la jueza Lorenzo en un fallo por una causa de abuso sexual. “No es admisible es la burla ni el insulto que denota”, expresa el documento. 

Leticia Lorenzo

Se trata de un acróstico dirigido al defensor público Pablo Méndez que planteó que no se tuviera en cuenta la violencia de género en el juicio, ya que la víctima no presentó lesiones, dando a entender que dio su consentimiento en la violación. 

El Ministerio de Justicia, que encabeza Ricardo Canela advirtió que existe una ofensa contra un funcionario y que ambas partes deben manejarse en un ámbito de respeto. El objetivo de la magistrada fue evidenciar, de forma poco convencional, la carencia de perspectiva de genero que existe en algunos funcionarios públicos.

La polémica se generó por un acróstico que la jueza Lorenzo escribió en una sentencia hacia un hombre acusado de abusar sexualmente de su sobrina. “Típico de machirulo” es el mensaje oculto que esconde el fallo y que generó incomodidad en el poder judicial neuquino.

Leticia Lorenzo (Foto:Clarín)

El Comunicado

El comunicado Sres. Colegio Jueces de la Primera Circunscripción y del Interior: Los que suscriben, miembros del Ministerio Publico de la Defensa, nos dirigimos a uds. con relación a las circunstancias que son de conocimiento público en días recientes vinculadas a una sentencia de la tercera circunscripción relativa a un caso de abuso sexual donde se critica la actuación de la defensa pública. Además de esas críticas insertas en el fallo y las posteriores y críticas declaraciones públicas de una de las firmantes, la Dra. Leticia Lorenzo, también se ha insertado un acróstico en la misma con la leyenda “típico de machirulo” haciéndolo coincidir con dichas críticas a la defensa. Hasta aquí lo sabido por todos.

El ánimo de la presente nota no es otro que el de dialogar y hacer conocer nuestra posición al respecto a uds. y también a la opinión publica dada la repercusión que ha tenido este hecho.

Referirse a un defensor público, aunque sea en forma enmascarada pero advertible en una sentencia (cosa que efectivamente se advirtió y tomó estado público) en la forma en que se lo hizo resulta una falta de respeto para nuestro dignísimo compañero de trabajo, para los restantes actores del proceso y para el caso en sí mismo. Esto más allá de que se pueda legítimamente criticar su labor como la de cualquier funcionario público. Lo que no es admisible es la burla ni el insulto que denota, además, una falta de ecuanimidad.

Uds. conocen perfectamente las reglas de Bangalore, no es necesario recordárselas, pero más allá de eso creemos que este hecho – que no queremos sobredimensionar, pero tampoco callar- merece una reflexión entre los jueces que conforman dicho colegio.

Estamos abiertos a dialogar con uds. para que la función de la defensa pública, esencial en el estado de derecho- no sea degradada, banalizada ni estigmatizada, ni desde un lugar retrogrado respecto de derechos de los imputados, ni desde un supuesto progresismo y así asegurarnos respeto mutuo.

Saludamos a uds. muy atentamente y quedamos a vuestra disposición.

Firman: Marisa Mauti, Bernando Areco, Raul Caferra, Fernando Diez, Ivana Dal Bianco, Leandro Seisdedos, Sol Valero, Ignacio Pombo, Mariela Pereyra, Natalia Pelosso, Gustavo Barroso, Juan Pablo Dir, Julian Berger, Verónica Zingoni, Luciana Petraglia, Laura Giuliani, Belen Rodriguez, Daniel Fernandez Carro, Marisa Pascua, Pablo Mendez, Maru Mignon, Natalia Godoy, Alfredo Ferreyra-




Comentarios