Asi lo determinaron las primeras pericias realizadas por la Fiscalía.


Según se informó desde la Fiscalía, las pericias confirmaron que los incendios que se provocaron en el Cerro Chapelco en una confitería y en un comercio de alquiler de equipos, fueron ocasionados por causas accidentales.

Tradicional confitería consumida por la llamas en Cerro Chapelco. (Foto: Diario Río Negro)

El fiscal Fernando Rubio, en diálogo con el diario Río Negro detalló que el primer incendio que destruyó la estructura de la confitería Antulauquen “de acuerdo a las pericias que realizó el personal de bomberos de la Policía de Neuquén, el fuego se produjo como consecuencia de un cortocircuito en un enchufe del inmueble“.

Cabe recordar que la confitería se prendió fuego el 26 de julio a las 6.30 de la mañana. Al lugar acudió una gran dotación de bomberos para intentar apaciguar las llamas. Los daños que se presentaron en las instalaciones del comercio fueron totales. 

En tanto que el segundo incendio, que se produjo este miércoles al rededor de las 9.40 de la mañana se originó tras la manipulación de un tubo de gas. Además, a causa del siniestro un empleado sufrió heridas leves, aunque no se registraron más heridos, ya que los clientes que se encontraban adentro del local pudieron escapar. 





Comentarios