Por el fin de semana largo, miles de personas ingresaron al Valle de Traslasierra desde Córdoba capital y de distintos puntos de la provincia. Según informó la Policía de Córdoba, se trata de personas propietarias de viviendas en la zona, y no de turistas.

Se produjeron extensas filas de vehículos, con las consiguientes demoras en los controles policiales. Sobre todo en el puesto caminero de Copina, sobre el camino de las Altas Cumbres, donde la caravana de autos superó los cuatro kilómetros para poder circular en la cuarentena por coronavirus.

“A cada persona que ingresaba se le exigía el permiso de la aplicación Cuidar y un comprobante de que eran propietarios de un inmueble en la región, eso demoró, porque muchos no lo traían y generaban los permisos desde el lugar; y muchos debieron volver al no contar con lo solicitado” le dijo a La Voz el Comisario Mayor José Romera, Jefe de la Departamental San Alberto.

Y añadió: “Se estima que este fin de semana ingresó un 40 por ciento más de autos que el fin de semana pasado”. Por su parte, Claudio Manzanelli, intendente de Mina Clavero, señaló: “Un 35 por ciento de las casas que hay sólo en nuestra localidad pertenecen a propietarios que viven afuera del valle, y no han podido entrar por meses, por eso era esperable este ingreso masivo de gente”.

“Córdoba para cordobeses”, la consigna para el turismo interno, comienza el 4 de diciembre. Y el 18 podrán ingresar los propietarios de viviendas en el valle, que viven fuera de la Provincia. Recién en enero la temporada cordobesa se abrirá al país.