El fin de semana, la departamental San Alberto realizo varios operativos en la jurisdicción, los mismos dan cuenta de distintos allanamientos efectuados en domicilios de Villa Cura Brochero y se precedió a la desarticulación de una fiesta clandestina en la localidad de San Pedro.

Villa Cura Brochero: Detención y secuestro de elementos robados.

En el Marco de una investigación judicial llevada a cabo por la Brigada de Investigaciones, en la noche del sábado alrededor de las 21:00, personal policial dio cumplimiento a la orden de allanamiento con resultado positivo.

El operativo tuvo lugar en la localidad de Villa Cura Brochero, en el domicilio de un hombre de 29 años, el cual quedó detenido a disposición de la fiscalía interviniente, imputado del delito de hurto reiterado.

Además, en el lugar, se obtuvo el secuestro de un teléfono celular, partes de motocicleta, ropa y una garrafa de 10 Kg, todos elementos relacionados con dos hechos acaecidos en las últimas horas.

Villa Cura Brochero: secuestro de elementos probatorios.

Durante la jornada dl sábado, personal de la Brigada de Investigaciones trabajó en las averiguaciones relacionadas a hechos contra la propiedad, acaecidos en el ámbito de la Jurisdicción en los últimos días.

En un trabajo impecable, se obtuvo resultados positivos cuando a las 23:30, en el Barrio El Trencito de la localidad de Villa Cura Brochero, procedieron a cumplimentar orden de allanamiento otorgada por la justicia, el mismo se dio en un domicilio ocupado por una mujer de 54 años.

En el lugar, personal policial procedió a la identificación de todos los ocupantes de la vivienda y el secuestro de una motocicleta Yamaha Cryptón, un casco protector y pinzas pico de loro, todos estos, elementos relacionados a dos hechos mencionados anteriormente que se continúan investigando.

San pedro: desarticulación de reunión social.

En la localidad de San Pedro, personal actuante toma conocimiento mediante un llamado al servicio de emergencias 911, de un lugar dónde se estaría realizando una reunión social, denominada fiesta clandestina, la misma se realizaba en un domicilio particular.

Con todos los recaudos y medidas de bioseguridad, el personal de la patrulla procedió a identificar a los organizadores de este evento, donde había más de 20 personas, dándole fin a la reunión y labrándose las actas correspondientes por la Infracción a la ley 10.702.