Una perrita está buscando una familia amorosa para poder formar parte de su hogar. Se trata de Ojitos, fue descubierta abandonada y necesita que una persona pueda acogerla para darle la vida que merece.

Ella es super amorosa y juguetona. Tiene dos años y está en perfecto estado de salud, aunque desde que nació no ha sido cuidada. Desesperadamente le buscan un hogar, ya que en los mismos ojos de la perra se puede sentir la tristeza que le ha tocado vivir en su corta vida.

La historia de Ojitos

Una joven mendocina se cambió de casa y se encontró que sus vecinos tenían a Ojitos, totalmente descuidada. La primera vez que ella conoció a la perra vio que estaba flaca, hasta se le notaban las costillas.

Rápidamente se dio cuenta que la perra no recibía un buen trato, era evidente que no le daban de comer. Además, la perrita posee algunos signos de maltrato. Aunque Ojitos tenía una casa, no era su hogar.

Esta joven no podía llevarse Ojitos a su casa, por cuestiones laborales y de espacio, así que empezó a darle de comer clandestinamente. También le brindó una frazada, porque no tenía cama, dormía en el piso. Formó un vinculo especial con la perra.

Estas son las condiciones de vida que tiene la perra, además de maltrato y falta de comida. Foto: Gentileza

En esos momentos la joven descubrió que la perrita es sumamente amorosa y solamente desea encontrar con quien jugar. “Se le nota la tristeza en los ojos, su carita me parte el corazón”, expresó la joven a Vía Mendoza.

La joven se cansó de la mala situación que vive Ojitos por lo que solicitó que sus dueños acepten darla en adopción. Ella lo logró pero ahora necesita encontrar a las personas indicadas para que Ojitos pueda formar parte de su hogar y recibir el amor que le está faltando.

Para mayor información de Ojitos y concretar su adopción responsablemente, se pueden comunicar al 2615713219.