Una escuela técnica rural de Lavalle trabajará en conjunto con la UNCuyo para mejorar la educación de los chicos. Es la escuela técnica agraria Jose M. Graneros que ha firmado acuerdos para trabajar con la Universidad Nacional de Cuyo en pos de aumentar la instrucción de los alumnos y facilitar su inserción en los estudios universitarios.

// Mira también: Orgullo provincial: la mejor etiqueta de vino en Latinoamérica es mendocina

No todos los jóvenes tienen las mismas posibilidades y viven de los mismos contextos, por lo que los procesos de aprendizajes son muy distintas. La escuela Graneros de Lavalle tiene bien en claro esto, por lo que constantemente están en busca de proyectos o convenios que aumenten las oportunidades posteriores de sus alumnos.

Para conocer más de la realidad de la escuela, los alumnos que aprenden en ella y estos convenios con la UNCuyo, desde Vía Mendoza dialogamos con el director, Gustavo Sánchez.

Una escuela agraria de Lavalle

Orientada en producción de fruto y hortícola, la escuela cuenta con varias unidades productivas, como una bodega y un invernadero, que permiten que los chicos puedan desarrollarse en habilidades agrarias.

La escuela cuenta con un terreno agrícola de una hectárea y media presto a producir frutas, horículturas y aromáticas.Gentileza.

La escuela Graneros está ubicada en una zona rural de Lavalle, por lo que muchos de los alumnos que asisten padecen diversas dificultades. Provienen de familias de extrema vulnerabilidad, muchos de ellos siendo hijos de viticultores o granaderos medios, por lo que su paso por la escuela es muy importante.

Según el director, el momento de reunión en la institución es algo que los chicos necesitan. “Es un lugar de aprendizaje pero al mismo tiempo de reunión y socialización. Es el lugar donde los chicos que viven un cierto aislamiento a nivel físico y virtual, terminan uniéndose en la escuela, por lo que la presencialidad es muy importante”, señala.

Desde la institución se preocupan mucho por el proceso de los chicos en la escuela, por lo que han ideado un plan estratégico, participativo y dinámico que consta de dos partes.

Cosecha y producción de alimentos y vino artesanal de las unidades productivas de la escuela.Gentileza.

La primera se enfoca en lo pedagógico y “que los chicos estén bien y contentos en la escuela”. Se apunta a evitar la deserción y el abandono escolar, por lo que los docentes están muy pendientes de lo que le sucede a los chicos.

La segunda trata de “enseñar mejor para aprender mejor”, un proceso circular de aprendizaje entre los docentes y los alumnos.

El trabajo con la comunidad y la continuidad académica

“Estamos haciendo un gran esfuerzo de nutrirnos de lo que las organizaciones sociales, empresas y en este caso de la universidad, nos está ofreciendo”, explica Sánchez.

La institución cuenta con tres alianzas estratégicas externas a la comunidad escolar. Una es con la Municipalidad de Lavalle, consiste en ofrecer asesoramiento técnico para diversos proyectos de la comuna, tales como la extensión de la red de agua en el departamento.

La firma de los acuerdos entre la escuela y la Universidad Nacional de Cuyo.Gentileza.

Los otros convenios son con dos facultades de la Universidad Nacional de Cuyo: la Facultad de Filosofía y Letras y la Facultad de Ciencias Agrarias.

Con la FFYL se logró un acuerdo macro que posibilite el intercambio técnico y pedagógico para lograr el rescate de valores de las comunidades originarias y campesinas de la zona, para así ser volcadas en la elaboración de sus productos. “Es un proceso social y antropológico de la sociedad que vive cerca de la escuela”, precisa Sánchez.

El arreglo con la FCA consiste en un asesoramiento técnico para los docentes y alumnos en temáticas como el manejo de agua y la producción de alimentos.

En ambos casos los alumnos universitarios podrán realizar sus prácticas en la institución. Asimismo desde la universidad “hay un firme compromiso de tutelar a 3 ó 4 chicos para que sigan sus estudios académicos”, ya que gran parte de los chicos que se egresan no siguen estudiando.

El Proyecto de Rescate y Reflexión sobre la Identidad Cultural con la Facultad de Filosofía y Letras ya comenzó en la escuela, el pasado 2 de julio.Gentileza.

No es solamente entrar en la universidad, sino de continuar en la universidad”, detalla el director, quien agrega que además trabajan de diversas maneras para asegurar que los chicos puedan seguir estudiando.

Uno de los proyectos a concretarse entre las dos instituciones educativas es que la escuela Graneros se convierta en un nodo para una futura tecnicatura virtual de producción animal, una carrera que muchos elegirán por el trabajo local.

// Mira también: Dos hermanos sanrafaelinos realizan covers de canciones populares en sus redes sociales

Para concluir, Sánchez rescata que este tipo de convenios son los que posibilitan la educación estable de los alumnos y su crecimiento a futuro. “Estos acuerdos sirven para que los procesos no se corten y se puedan ver los resultados”, cierra el educador.