Casi todos los años, a excepción del 2020, la Fundación YPF en conjunto con el Instituto Nacional de Educación Tecnológica da 24 becas a los mejores proyectos educativos para la construcción de un auto eléctrico presentado por las escuelas secundarias técnicas del país. La escuela técnica Ing. Carlos Fader, ubicada en Luján de Cuyo, es una de las elegidas para participar este año en del Desafío Eco YPF.

Luego de varias idas y vueltas por la poca presencialidad y el hecho de que las becas del año anterior habían sido dadas, los chicos tenían que juntar dinero para poder participar del desafío que constaba de un Kit para poder construir la parte interna del auto eléctrico.

Alumnos y profesores trabajando en el proyecto

“A mediados de año, ya casi en agosto, nosotros desde la Escuela decidimos mandar un mail solicitando una beca”, declaró Jerónimo Videla, alumno de último año del colegio, que también participa en el proyecto. En septiembre, se otorgaron las becas y el colegio Ing. Carlos Fader fue uno de los beneficiarios.

Docente y alumno junto al kit para la parte interna del auto eléctrico

Con la buena noticia comenzaron a trabajar en el proyecto, porque la fecha de entrega era en pocos meses. Dentro de los becados hay seis alumnos: Melina Flores, Emiliano Colburn, Ricardo Verazay, Franco Scaccia, Juan Manuel Herbts y Leonel Chadi, junto a dos docentes a cargo Juan Carlos Sandez y Adolfo Guaycochea.

El grupo viajará el próximo 2 de diciembre a Buenos Aires para competir en el Autodrómo de esa ciudad el 4 y 5 de diciembre. De los seis alumnos, dos viajarán como mecánicos, tres serán pilotos (una chica es parte de la terna) y un banderillero, que es el encargado de la parte logística del proyecto.

Los becados y Jerónimo en la foto de su cena de fin de curso

Mientras realizaban el proyecto, los chicos tuvieron que realizar colectas para conseguir las partes que no provee YPF, para esto hicieron un sorteo, vendieron empanadas y consiguieron algunos sponsors como Transervis El Gallego, Aguas JPG, Instecmec, Sycsi, Sielc SRL, Ángel Mecánica, Aero Internet y Shady Tatoo, con el objetivo de hacer el chasis, la carrocería y demás partes del automóvil.

Actualmente, el equipo está afinando detalles y el auto ya estaría listo para poder competir en las carreras de Sprint femenino, Flying Lap, Challenge Setup, 1/8 de Milla y Endurance.

Los alumnos del colegio lujanino se enfrentarán con otros colegios del país para medir en las diferentes carreras puntos como la velocidad del vehículo, dirección del auto, cambio entre pilotos y el rendimiento del auto con respecto a las baterías eléctricas a los largo de una hora y media.

Alumnos y profesor trabajando en el proyecto

“Confiamos mucho en lo que hemos trabajado”, admitió Jerónimo, al hablar de las expectativas que tiene el grupo. Además, afirmó las ventajas que han logrado obtener en el armado del auto eléctrico, guiándose por las normas del concurso y por las correcciones que fueron hechas en el proyecto realizado en el año 2018 por otros alumnos del mismo colegio.