Mientras el Gobernador continúa con el tire y afloje con la Nación por la presencialidad de las clases, Rodolfo Suárez aclaró que van a continuar los chicos en las escuela pero también que se vendrán medidas restrictivas en Mendoza y serán uniformes en todo el territorio provincial.

//Mirá también: Para la Nación, en Mendoza deberían implementar restricciones más duras

En ese sentido la suspensión de las reuniones sociales en domicilios es un hecho, que aunque por el DNU debería aplicarse en 11 de los 18 departamentos, regirá en todo Mendoza.

Más allá de lo que adelantó en el discurso ante la Asamblea Legislativa el 1 de mayo, como asegurar que “el lunes hay clases”, el mandatario mendocino fue más esclarecedor luego, durante una conferencia de prensa.

“Vamos a restringir las reuniones sociales en casas, las fiestas. La nocturnidad es muy difícil de controlar y vamos a restringir esos encuentros sociales”, confirmó Suárez.

Los gimnasios y clubes, también alcanzados por el DNU, no tendrían el cierre asegurado. “En Mendoza se cumplen los protocolos”, recalcó, corriéndose nuevamente de las decisiones que firmó el presidente Alberto Fernández.

En esa interpretación que realiza el Gobernador del decreto presidencial, aprovechó para marcar nuevamente los que consideró errores nacionales cuando el año pasado “nos tuvieron encerrados dos meses cuando no teníamos que estarlo”.

Pensando en posibles medidas, en el Gobierno entienden que deben ser cumplibles porque otra cuarentena estricta como la del año pasado sería muy difícil de acatar, en particular por el mal humor social respecto de ese tipo de restricciones.

En la cabeza del Gobernador no cabe la posibilidad de un cierre total porque “Mendoza no es una provincia donde la mayoría de la población trabaja en el Estado o la mayoría de los recursos vienen de la coparticipación”.

“Necesitamos a Mendoza funcionando porque sino hay gente que no come y eso afecta a la salud”, disparó en clara referencia a las decisiones de Fernández.

Además de la suspensión de las reuniones familiares y sociales en casas, que también impone el DNU presidencial, la adhesión al resto de las restricciones se terminarán de definir hoy.

//Mirá también: Alfredo Cornejo está internado por coronavirus

El Gobernador y varios ministros estuvieron reunidos ayer durante toda la tarde, pero no terminaron de resolver las restricciones a aplicar.

Hubo sólo consultas telefónicas a los intendentes, aunque por la mañana se había dicho que los convocarían a todos a una reunión. Un intendente del Gran Mendoza contó que le preguntaron su opinión sobre las salidas por terminación de DNI y nada más.