Los asaltos a mendocinos y mendocinas que previamente habían acordado la compra o venta de distintos artículos en las redes sociales con desconocidos -o simplemente habían coordinado para conocerse cara a cara- no dan tregua; aún incluso cuando autoridades policiales y del Ministerio de Seguridad de Mendoza han recomendado e insistido en incontables oportunidades en que se eviten este tipo de encuentros y transacciones.

//Mirá también: Tragedia en Las Heras: tres niños murieron al incendiarse una precaria vivienda y la comuna decretó duelo

Esta vez las víctimas fueron dos hombres de 46 y 30 años, en Ciudad y Guaymallén respectivamente, y los ilícitos tuvieron lugar entre las 18 y las 19:30 de este viernes. El primero de los asaltos tuvo lugar cuando la víctima había acordado encontrarse cara a cara con otro hombre, mientras que el segundo de los robos se dio en lo que -se suponía- sería una venta de un juego de mesa y sillas.

Los hechos

Pasadas las 18 de este viernes, un hombre de 46 años había citado vía Facebook a otro hombre para encontrarse personalmente en un comercio ubicado en las inmediaciones de Mitre y Pellegrini, en la Ciudad de Mendoza.

Una vez que ambos estuvieron juntos, quien había llegado al punto de encuentro amenazó con un destornillador al hombre que vivía en el lugar y le robó el teléfono celular, un bolso con 20.000 pesos y una moto de 150 cc. Por el momento no ha trascendido que había motivado el encuentro entre ambos, y es la Oficina Fiscal 13 la que interviene en el hecho.

Desde la Policía de Mendoza y el Ministerio de Seguridad insisten en evitar pactar encuentros o compra-ventas con desconocidos en las redes sociales.

Poco más de una hora después, a las 19:15 y en el barrio Estación Buena Nueva (Guaymallén) se registró el segundo de los asaltos. Hasta ese lugar llegó un hombre de 30 años. Identificado con las iniciales C. A., la víctima había acordado venderle a otro hombre -vía Market Place, en Facebook- un juego de mesas y sillas; por lo que llegó en su camioneta VW Saveiro al lugar para hacer entrega de los productos.

Al llegar al domicilio que le habían pasado, el dueño de casa salió al encuentro del dueño de los muebles y le pidió que los bajara, aclarándole que la mesa y las sillas serían para su tía. Y mientras el vendedor descargaba los elementos, fue sorprendido por cuatro hombres que -amenazándolo con un arma- le robaron 60.000 pesos en efectivo, el celular, la mesa, seis sillas y otra documentación.

//Mirá también: Madrugada movida en Mendoza: Otro temblor alertó y sacó a muchos mendocinos de la cama.

En este episodio interviene la Oficina Fiscal 19.