Malvo taller textil es un espacio solidario y popular creado por mujeres del barrio San Martín de Mendoza. Las que conforman el grupo comenzaron con el objetivo de aprender a coser y de a poco el lugar se transformó en un área de trabajo.

//Mira también Néctar 2.0, la banda mendocina liderada por dos hermanas maipucinas

A fines de abril un grupo de mujeres mendocinas comenzaron un curso de costura. Gracias a las donaciones que recibieron de máquinas de coser y varias telas pudieron llevar adelante el aprendizaje. De a poco aquello que había comenzado como algo para distenderse se convirtió en un espacio laboral.

A medida que se iban realizando las capacitaciones de costura se iban agregando mujeres al emprendimiento. Actualmente son cinco mujeres talleristas de las cuales solo una sabia del oficio antes de comenzar con la textil.

“En un principio pensamos en hacer cosas más sencillas como repasadores, cortinas, pero la tela que habíamos recibido de las donaciones no servía para eso. Por eso, decidimos animarnos con unos diseños de conjuntos super originales de pantalones y buzos”, dijeron las integrantes de la textil a Vía Mendoza.

Conjunto de ropa Malvo Textil.

Luego de tener el equipo conformado y el objetivo del emprendimiento popular decidieron buscar un nombre. “Malvo lo relacionamos con mujeres, alertas, luchadoras, valientes y organizadas”, afirmaron.

Por otro lado, la ropa que crean tiene como nombre de marca “Goce”. “A este nombre lo relacionamos con garra, ovarios, corazón y mujeres empoderadas. Todo lo podemos”, añadieron.

Actualmente toman pedidos de los conjuntos de ropa por las redes sociales, especialmente por Instagram. Además de los conjuntos las emprendedoras también hacen arreglos de ropa de toda clase.

//Mira también Deberán pagar $12 mil de multa los jóvenes que vandalizaron la escultura de Mafalda

Las mujeres que conforman el equipo son madres y amas de casa. “Cuando sale alguna changa todas lo hacemos, también aprovechamos para hacer servicio doméstico y de vez en cuando vendemos cosas en la calle”, indicaron.

“Nos parece que está bueno que nuestro espacio esté conformado solo por mujeres, de esta forma todas nos sentimos más cómodas entre nosotras, podemos hablar de todo y sobre todo estar tranquilas. Es importante crear espacios de mujeres para concientizar, porque todas hemos vivido las mismas cosas, nos entendemos y nos sentimos identificadas. Varias somos mamas solteras y nos pasan las mismas cosas”, concluyeron.