Pese a las grandes dificultades que generó la llegada del coronavirus, las bodegas continuaron innovando con el fin de captar más consumidores y entre los nuevos productos y en particular los envases, las latas y el bag in box empiezan a consolidar su lugar en el mercado interno.

De acuerdo a los datos suministrados por el Instituto Nacional de Vitivinicultura, la lata creció más de 60%.

//Mirá también: Clima en Mendoza: sigue el tiempo bueno y temperatura agradable

En contrapartida, el vino en tetra brik, el segundo más usado, y la damajuana, cayeron en promedio casi el 20%.

“Entendemos que hay un nuevo público. Sobre todo, los jóvenes que están ávidos de usar nuevos envases y probar nuevos productos, como es vino en lata”, dijo Martín Hinojosa, presidente del INV.

Según los recientes datos del INV, en la comparativa interanual, el consumo en botella hasta el cuarto mes del año creció un 8,2%, representando un 60,8% de todas las ventas. En este segmento los que más crecieron fueron los espumosos, con una variación del 135% que se entiende porque en abril de 2020 se vivió el peor momento para este estilo con un cierre total en sus principales canales de venta.

La lata ha sido el envase que más ha crecido en el último año, llegando al 63,9% aumentando también una décima su participación en el total de las ventas, pasando del 0,2% al 0,3%. Por su parte, el bag in box, si bien mantiene el 0,1% del total de las ventas, creció un 0,5% en la cantidad de litros vendidos.

“En este segmento permite ganar un momento de consumo diferente, más rápido, con menos cantidad, lo que ha hecho que haya evolucionado y crecido en un sector de la demanda que no estaba atendido”, agregó Hinojosa.

//Mirá también: En un control de rutina dieron con un kiosco de venta de droga ambulante

La caída más abrupta la sufrió el tetra brick, que redujo un 23,8% la cantidad de litros vendidos en este envase. Asimismo, perdió lugar en las ventas totales en el país, pasando del 43,6% al 35,6%. En menor medida, la damajuana también se vio afectada, pasando del 3,7% del total al 3,2%, como consecuencia de una caída del 18,9% de los litros comercializados.

*Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.