Personal policial que estaba de patrullaje de rutina se cruzó con un Peugeot 306 y cuando lo fueron a controlar se encontraron con todo un kiosco de venta de droga ambulante.

El joven repartidor de 20 años, llevaba en el auto cerca de dos kilos de marihuana.

//Mirá también: Mataron a un hombre de un disparo en la cabeza

El procedimiento de se realizó a las nueve de la noche del sábado en San José y avenida Champagnat en Capital.

De acuerdo a la información suministrada por la Policía, durante una ronda de rutina personal de la Unidad Especial de Patrullajes de Capital se cruzó con el automóvil y notaron algo sospechoso.

Inmediatamente le solicitaron que detenga la marcha y le pidieron la documentación del vehículo y la licencia de conducir.

Parte de la marihuana incautada en el operativo en Capital. Foto Prensa Ministerio de Seguridad

Sin embargo, Mateo comenzó a ponerse algo nervioso ante una cuestión tan rutinaria y fue ahí cuando los agentes decidieron requisar el Peugeot 306.

Vaya sorpresa se llevaron cuando dieron con cinco cajas con hojas y cogollos secos de marihuana más 25 frascos con otros tantos cogollos de marihuana y 3 bolsas de papel con más cannabis sativa.

//Mirá también: Incendio en Maipú: cuatro personas con heridas graves y dos de ellos niños

Tras el hallazgo, los efectivos le colocaron las esposas al joven repartidor y además le secuestraron el celular y $6.220.

El dealer fue puesto a disposición del Juzgado Federal 1 junto con 1,750 gramos de marihuana secuestrada.