En Mendoza volvieron a la presencialidad completa este lunes los niveles inicial (salas de 4 y 5 años) y de primero, segundo y tercer grado de la mayoría de las escuelas primarias de la provincia. Ante esta situación, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, criticó la medida y desde la Dirección General de Escuelas (DGE) le respondieron.

//Mirá también: Nicolás Trotta criticó la vuelta a la presencialidad absoluta en Mendoza

El ministro calificó la medida del Gobierno mendocino como “irresponsable por tomar decisiones por fuera de la evidencia”.

Ante estas declaraciones, la subsecretaria de Educación, Graciela Orelogio, respondió: “Los dichos del ministro corren por su propia cuenta. Lo irresponsable fue no dar clases durante todo el 2020 cuando la evidencia indicaba que en Mendoza se podía tener clases y no las escuelas cerradas”.

“Tomamos las decisiones con responsabilidad. Hay escuelas que todavía se están organizando para que en el transcurso de esta semana se garantice la presencialidad absoluta”, dijo la subsecretaria, quien remarcó que se están incorporando casi tres mil docentes de nivel Inicial y primer ciclo de Primaria que ya cuentan con las dos dosis de la vacuna y que las familias están muy contentas con el comienzo de la presencialidad absoluta.

“No son datos que hemos inventado. Lo que ha resultado en el primer ciclo y en el nivel inicial es que se registraron muy pocos contagios. Incluso, hubo escuelas en las que no se registraron casos. Entonces no nos sentimos irresponsables por volver a la presencialidad absoluta”, explicó la funcionaria.

// Mirá también: Cómo será el protocolo para la vuelta a clases

Además, aclaró que “si en los próximos 15 días los casos aumentan o la variante Delta llega a la provincia tomaremos la decisión, si hace falta, de retroceder y disminuir la presencialidad. Ahora, si esto mejora, en 15 días se aumentará la presencialidad en Primaria”.