¿Alguna vez has querido salir a comer algo rico a algún lugar nuevo pero no sabías donde o te daba miedo que no te gustara el servicio? Fue exactamente lo que le pasó a Flor y May, por lo que decidieron abrir una cuenta de Instagram para mostrar la comida más rica de Mendoza.

// Mira también: El detrás de escena de Vivina Barrozo, una influencer mendocina que comenzó en pandemia

Flor y May son las dos mujeres influencers detrás del Instagram de Gitanas Mendoza. Son amigas desde la secundaria y lo siguen siendo hasta el día de hoy. May es abogada y Flor es diseñadora y juntas lograron congeniar sus conocimientos para llevar adelante esta red social.

El gran dilema de donde salir a comer

Aunque las relaciones son mucho más que salidas, no hay nada mejor que compartir una rica comida con tus amigos, pareja o familiares. Flor y May, quienes además de amigas son vecinas, lo saben bien. Pero entraron a un gran dilema y fue ahí donde nació Gitanas.

Las chicas van probando comidas de todas partes para ir subiendo sus reseñas y recomendaciones a su cuenta.

Nos pasaba que siempre salíamos a comer a los mismos lugares porque no teníamos referencia de otros locales. Entonces decidimos empezar a investigar nuevas opciones, ir y hacer una reseña”, contó May a Vía Mendoza. Y así, las dos amigas lograron resolver su gran dilema.

De acuerdo a Flor, la idea era crear un espacio para subir novedades y recibir sugerencias de los seguidores, principalmente de comida. Pero con el tiempo sus seguidoras fueron creciendo y se fue abriendo el abanico de temas por tratar, incluyendo datos de interés femenino como moda y belleza.

“Sin dudas el la gastronomía oye el generado y hoy el fuerte pero generamos mucho vínculo con esta comunidad mendocina entonces vamos agregando temáticas en base a lo que nos van pidiendo también. Por ejemplo, mostrar cuando conocemos lugares donde vendan ropa que cuenta con la ley de talles, que es algo difícil de conseguir”, detalló Flor.

Gitanas y su Instagram

Así, su Instagram pensando en una página dedicada a la comida de Mendoza se fue convirtiendo en algo mucho más grande. Las amigas se dieron cuenta que la mayoría de sus seguidoras son mujeres, por lo que fueron agregando temas que las involucraban, más allá de la moda y la belleza.

“Nos actualizamos permanentemente y vamos incorporando temáticas dependiendo de muchos factores. Por ejemplo, en octubre siempre abordamos el tema de cáncer de mamas y en vacaciones mostramos opciones de turismo, comentó May.

Flor expandió la idea de May, haciendo hincapié en los temas de salud que agregaron, incluyendo prevención, salud femenina y controles. “Notamos luego de la pandemia mucha necesidad de datos para tratar depresión y ansiedad”, agregó Flor.

Las chicas lograron tener una gran base de seguidores, teniendo más de 33 mil. Ellas están contentas, ya que dicen tener “mucho feedback” con las personas que las siguen. Algunos de sus videos de recetas y moda han alcanzado las 200 mil visualizaciones.

“Para nosotras es muy importante tratar de contestar todas las consultas que nos hacen, para generar un vínculo con nuestros seguidores”, remarcaron las amigas. No obstante, ellas reconocen que lo han logrado gracias a sus seguidores y mucho esfuerzo por su parte.

Las chicas fueron agregando otros temas a su contenido, entre esos moda y salud, aunque van hablando de los temas que les piden sus seguidores.

“Las redes sociales evolucionan permanentemente y nosotras nos hemos especializado en marketing, haciendo diferentes cursos para estar actualizadas”, contaron las amigas, detallando que también gestionan cuentas de otros negocios.

También usan su red social de una manera solidaria, ya que por mes tratan de ayudar a alguna institución. “El mes pasado organizamos un almuerzo para un merendero de La Favorita. Se prendieron muchos locales gastronómicos donando hamburguesas, cosas dulces y golosinas. Nos parece copado poder usar nuestra influencia para lograr estos fines”, expresó May.

Además les ha permitido experimentar comidas riquísimas y algunos momentos bastantes raros y graciosos. “A la hora de hacer reels de moda, nos cambiamos en cualquier rincón, todo vale! El detrás de escena es muy divertido”, cuenta Flor. A esta altura ya empiezan a ser reconocidas en la calle y muchas veces escuchan “gitana” por ahí cuando las identifican.

// Mira también: Es especialista en micropigmentacion y regala tratamientos a pacientes oncológicos

Finalmente las dos amigas expresaron que toman con mucho compromiso y seriedad el trabajo que hacen con Gitanas. Inclusive tienen un par de proyectos bajo la manga, entre ellas un sitio web. Pueden seguir a Flor y May en su Instagram de las Gitanas.