La Dirección General de Escuelas aprobó el protocolo para la realización de actos de colación en los diferentes niveles educativos de la provincia y rápidamente comenzó a circular por los grupos de whatsapp. Tapabocas, distanciamiento estricto de un metro y medio, respeto por los lugares asignados, declaración jurada, sentido de circulación y sanitizante son los aspectos principales, así como la prohibición de “toda manifestación que implique contacto físico, dentro y fuera del recinto donde se realice el acto”.

Según el artículo 7 del decreto provincial 1401/20 (que permite un conjunto de actividades en el territorio provincial, sujetas al cumplimiento de las condiciones y protocolos que las autoridades correspondientes dispongan) se autoriza la realización de actos de colación para alumnos que finalizan el ciclo 2020.

El patio escolar es el escenario recomendado para los actos de colación. (Orlando Pelichotti / Los Andes) Orlando Pelichotti | Orlando Pelichotti

El anexo de la resolución 2971 de la DGE argumenta que la “colación es un reconocimiento de alto contenido simbólico al esfuerzo de los/as estudiantes que durante el 2020 demostraron en su quehacer cotidiano desde sus hogares que se podía enfrentar esta situación difícil sin detenerse”. Y señala que “es también un homenaje a todos/as los/as actores/as que han intervenido con su esfuerzo para el sostenimiento de los vínculos y la continuidad pedagógica”.

Entre las disposiciones generales -que deben cumplir asistentes, personal docente y no docente- se detallan las condiciones de ingreso, las especificaciones del acto propiamente dicho, cómo deben ser los recintos, la cantidad de personas que se pueden reunir y los horarios, cómo se pueden sacar fotos y filmar, cuál es el uso correcto del cotillón, las responsabilidades sobre el cumplimiento del protocolo y el modelo de declaración jurada que deben presentar todos los asistentes.

Ingreso

Tapabocas y distanciamiento de un metro y medio serán fundamentales a la hora de la participación del esperado acto escolar, dado que sin eso las personas podrán ser expulsadas. Pero a la vez, la escuela deberá organizar un listado con los estudiantes y sus invitados. A medida de que lleguen deberán pasar por la mesa de acreditación, donde se depositará en un recipiente preparado para tal fin la declaración jurada firmada por cada una de las personas que ingresen.

Luego, se dispensará alcohol en gel o sanitizante y se le tomará la temperatura, que siempre deberá ser menor a 37.5 ya que si es mayor se activa el protocolo Covid-19.

Recién entonces, se ubicará a los egresados en las primeras filas de sillas frente al escenario principal y a los invitados en las filas siguientes. “La disposición de ocupación de sillas debe ser siempre mayor a un metro de distancia o butaca de por medio en salas teatrales y en forma de tablero de ajedrez se irán sentando en las filas posteriores”, especifica el anexo. Asimismo aclara: “Toda persona que asista al evento deberá mantenerse sentado desde el inicio y hasta el final del mismo en el lugar asignado, quedando prohibida la circulación entre sillas, bancos, pasillos, etc. El incumplimiento de esta norma puede devenir en la expulsión del acto. No se podrá realizar ningún acto con personas de pie”

Tal como se han adaptado diferentes espacios en los últimos meses, las instituciones deberán garantizar que el ingreso y egreso del público sea de manera ordenada con distancia y en una sola y única dirección para ingresar y otra para egresar.

El acto

A la hora de planificar el acto se deberá tener en cuenta que cada orador tenga su propio micrófono de uso personal como así también su propio juego de papeles (discursos o glosas) para leer, ya que está prohibido pasarlos de mano en mano. “En caso de no ser posible deberán colocar un cobertor de uso exclusivo antes de utilizar los micrófonos. Los micrófonos de uso compartido en todos los casos deberán contar con pie”, acota la resolución.

Como los egresados ya estarán ubicados en sus lugares, en esta oportunidad para la presentación al escuchar su nombre y apellido deberán ponerse de pie manteniendo su ubicación durante el tiempo que duren los aplausos.

Abanderados y escoltas también tendrán un protocolo más preciso que de costumbre. “Serán separados al ingreso y trasladados a un lugar aparte manteniendo la distancia social entre ellos. Allí se les entregarán sus respectivos atributos honoríficos, previa desinfección de los mismos con alcohol. Todos, sea cual fuere su honor en la formación de las banderas, deberán llevar guantes en sus manos”, se detalla.

Para el cambio de bandera: el directivo deberá recibir y entregar las banderas portando guantes; las banderas como las bandas se desinfectarán previamente; los abanderados y escoltas entrantes serán sentados al inicio del acto en las puntas de las filas en sillas reservadas para tal fin. “Al ser convocados/as subirán al escenario dejando los lugares vacíos, que no podrán ser compartidos por otras personas. Los/as abanderados/as y escoltas salientes deberán bajar del escenario y sentarse en sillas reservadas especialmente para ellos”, se dispone en la resolución firmada por José Thomas.

La mesa académica se podrá conformar como es habitual, pero sus integrantes deberán mantener un metro y medio de distancia entre uno y otro. Sólo podrán hacer entrega de diplomas, menciones, medallas, recuerdos, etc quienes porten guantes. “Previo y posteriormente a la entrega de diplomas quien/es entreguen los diplomas deberán sanitizar sus manos”, se aclara.

A la finalización del acto, la salida también está organizada por turnos y dirigida por micrófono: “Todos/as los/as presentes se mantengan en sus lugares y se movilicen a su turno desalojando el recinto en el siguiente orden: Primero saldrán los/as invitados/as y lo harán por fila de atrás hacia adelante, de una en una. Segundo saldrán los/as egresados/as, por fila de atrás hacia adelante, de una en una. Tercero saldrán los/as integrantes de la Mesa Académica y demás personal”.

Espacio y horarios

“Como criterio general, los actos se llevarán a cabo en el patio de las escuelas, disponiendo escenario, sillas, mesas, etc., de modo tal que se mantenga siempre la distancia social. Todo elemento que se utilice y la escuela en general, deberá ser previa y posteriormente desinfectado al acto con los métodos conocidos”, explica la resolución que también habilita para el uso de teatros, salas y salones con la ventilación suficiente y otros espacios al aire libre.

Para la ocupación de los recintos, la resolución invoca los criterios del decreto 1401/20. Entonces, para el caso de las escuelas o recintos abiertos se permite una ocupación equivalente al 75% del factor ocupacional, mientras que en los recintos cerrados, 50%.

En todos los casos, el horario puede ser entre las ocho de la mañana y las diez de la noche.

Fotos, filmaciones y cotillón

También los fotógrafos y quienes se encarguen de la filmación deben cumplir con las medidas establecidas. Para ellos, los organizadores les asignarán un lugar específico ya que no podrán circular como suelen hacer habitualmente.

“Se podrá habilitar un lugar específico a los fines de ser retratado de a uno/a los/as egresados/as con su respectivo diploma. También se podrá habilitar un lugar específico para realizar la foto grupal, respetando un distanciamiento de 1,5 metros”, precisa el anexo.

Por otro lado, si bien se permite el uso de elementos como sombreros, corbatas, anteojos, capas tofo debe ser de uso personal. “Está prohibida su circulación y uso compartido”, aclara y destaca que el control del cumplimiento de todas las disposiciones detalladas está a cargo institucionalmente del directivo del establecimiento en coordinación con las autoridades municipales.