Una pesadilla, pero despiertos, compartida y que se extendió durante más de una noche. Así podría describirse la situación vivida por 9 ancianos que se encontraban viviendo en un geriátrico ubicado en el departamento de Godoy Cruz, y que fue clausurado por la comuna de ese departamento. Según informó diario Los Andes, además de no contar con habilitación para funcionar como tal; los adultos mayores que estaban alojados en el lugar vivían realmente en condiciones inhumanas.

// Mirá también: Geriátricos: impulsan proyecto sobre el rol de la familia en residencia para mayores

Según consigna el mencionado medio, el geriátrico se llama (o llamaba) Lila Thomas, y la casa se encuentra en calle Perito Moreno al 500 del departamento de Godoy Cruz. La inspección y posterior clausura tuvo lugar el viernes 16 de abril por la mañana, luego de que -la noche anterior- autoridades del municipio recibieran una denuncia anónima referida a las condiciones del establecimiento y el estado de las personas que permanecían en el hogar. Entre el material que acompañaba a las denuncias anónimas, se encontraban videos en los que se escucha a los mayores pidiendo agua a gritos y hasta atados a las camas con trozos de sábanas.

El frente de la casa donde funcionaba el geriátrico clausurado por la Municipalidad de Godoy Cruz. Foto: Google Maps.

Incluso, hay hasta imágenes de ancianos con heridas en sus cuerpos; así como también cucarachas caminando sobre ellos y chinches en los colchones.

La versión de la dueña

Los 9 ancianos que se encontraban viviendo en el geriátrico (que no tenía habilitación como tal) ya están en vías de ser reubicados; según explicaron a Los Andes desde el Ministerio de Salud de Mendoza.

En tanto, y aunque desde ese medio intentaron comunicarse con una mujer identificada como Graciela Suárez (y señalada como la dueña del horroroso lugar), no tuvieron éxito. No obstante, se transcriben fragmentos de mensajes de audios que la mujer envió por WhatsApp y donde se refiere a la situación.

// Mirá también: Vacunación para mayores de 70 años: como serán los turnos y lugares

En ellos, Suárez no hace alusión a las inhumanas condiciones del establecimiento, sino que sostiene que la clausura se debió a que la casa era de adobe. Y se declara sorprendida por las fotos y videos en que se observan las terroríficas condiciones de los ancianos que estaban alojados en el lugar.

“Yo hablé con los parientes de los abuelos; ellos estaban conformes con la atención y me pidieron que buscara otro lugar. Fue lo que hice y nos vinimos para acá”, narró Suárez en uno de los mensajes transcriptos por el diario, en alusión al traslado del geriátrico desde una sede que estaba en Guaymallén (y que no había sido habilitado) hasta la casa de Godoy Cruz clausurada en las últimas horas. E indicó que ya hasta había sacado turno en la Municipalidad de Godoy Cruz para tramitar la correspondiente habilitación.

“Me dieron 48 horas para desalojar y no puedo. Los parientes me dicen que no tienen dónde llevarlos. He hablado con mi abogada para que haga un descargo el día lunes y que me den más tiempo para conseguir otra casa y poder trasladarnos con los abuelos. Yo trabajo con ellos, tengo doctora, bioquímica, tengo todas esas cositas y los abuelos no se pueden ir a sus casas”, concluyó la propietaria en el mencionado audio de WhatsApp.

Con información de Diario Los Andes.