La pandemia ayudó a despertar el espíritu creativo y emprendedor de muchas personas que vieron en la oscuridad una luz para salir adelante. Como Lautaro Vignoni, un joven mendocino de 26 años, que aprovechó sus conocimientos, gustos y anhelos para crear El Triciclo, un café al paso, sustentable y solidario con el que alegra la mañana de muchos mendocinos, sobre todo los días de bajas temperaturas, todos los días en la emblemática Plaza San Martín.

//Mirá también: Julieta Porta, la joven mendocina premiada por Nasa, será parte de un foro económico mundial

Lautaro es licenciado en Gestión de Empresas Turísticas y Hoteleras, quien con el paso del tiempo se vio atraído por el rubro gastronómico. En 2018 hizo un viaje de casi dos años donde pudo conocer desde grandes ciudades hasta pueblos solitarios y tuvo la posibilidad de sumergirse en distintas culturas. “Conocí innovaciones con fuerte compromiso social y ambiental. Y en algún punto como resultado de esta gran experiencia germinó El Triciclo”, expresó Vignoni.

El Triciclo, café de especialidad al paso.Gentileza.

“Soy una persona inquieta, siempre estoy buscando mejorar. Vivo en movimiento, impulsado por sueños. Eso me llevo a tener total independencia a los 18 años”, resaltó el joven respecto a su forma de ver la vida. Pero el mundo cafetero lo atrapo cuando trabajó en una casa de café y té en Australia. Allí conoció lo que era el café de especialidad. Pero fue recién cuando regresó a Mendoza, en plena pandemia, que decidió emprender y no dudó en que el café debía ser parte de este proyecto.

//Mirá también: Una maipucina creó una página para ayudar a emprendimientos del departamento

“Me planteé firmemente ofrecer café al paso, una modalidad que me encanta y no esta muy asentada en nuestra provincia. Comencé dibujando el estereotipo de un triciclo y poco a poco le fui dando forma. La primera instancia fue mas que nada soñadora, me imaginaba todo perfectamente, pero era solo eso, imaginación”, contó Lautaro y resaltó lo difícil que fue poder concretar su negocio en este contexto.

Café de especialidad al paso y amigable con el medioambiente

Los cafeteros en el centro de Mendoza están desde siempre con sus termos y vasos descartables, sobre todo en las mañanas frías y en puntos estratégicos. Pero la propuesta de Lautaro tiene varias novedades, entre ellas que ofrece café de especialidad y su carta cuenta con ocho tipos de café y diferentes panificados para acompañarlo, como las cafeterías y confiterías.

El joven emprendedor traslada su negocio de un lado a otro con una estructura montada sobre un triciclo con el fin de incentivar el uso de la bicicleta en la Ciudad y cuidar el medioambiente. “El Triciclo es ideal para todas aquellas personas que no quieren o no tienen el tiempo de sentarse en una cafetería o por la situación actual de pandemia no lo elige”, indicó Vignoni.

El Triciclo, café de especialidad al paso.Gentileza.

Además, los productos que usa y su origen tienen impacto social y ambiental. Por lo que a la hora de servir el café ofrece vasos reutilizables a precio costo y cuenta con promociones para aquellas personas que compren café con su ecovaso o con el del triciclo.

Incluso, el joven reutiliza la borra del café, ofreciéndola gratis a los clientes en bolsas de papel madera para que puedan realizar compost en casa, nutrir plantas, eliminar olores y humedad de la heladera, entre otras funcionalidades.

Además, es un emprendimiento solidario ya que brinda la posibilidad de dejar pago un café para alguien que lo necesite, sobre todo estos días de mucho frío. La iniciativa se llama Café Pendiente y es un acto anónimo. “Desde el Triciclo llevamos a cabo este movimiento con profundo compromiso, anunciando cada día en nuestra pizarra las unidades pendientes”, explicó Lautaro.

Café Pendiente del Triciclo.Gentileza.