La historia de María de las Nievas, una emprendedora mendocina que inició en cuarentena y sigue creciendo

María de las Nieves Domínguez vivió en un terreno prestado entre chapas y nylon en Guaymallén, invirtió el dinero del IFE para iniciar su emprendimiento, vende empanadas y tortitas. Levantó su casa, tiene un merendero, se recupera de un ACV y la salvó el amor, su nueva pareja.

La historia de María de las Nievas, una emprendedora mendocina que inició en cuarentena y sigue creciendo

Recordar los momentos vividos en pandemia de coronavirus nos hace recapacitar, pero sobre todas las cosas, fue el momento en que todas nuestras vidas cambiaron, se modificaron, transformaron, para sobrevivir. Por eso, desde VíaMendoza volvimos a dialogar con María de las Nieves, quién gracias al IFE inició su propio emprendimiento en medio de la cuarentena y sigue creciendo.

En la radio, la tele y en redes sociales, aquel 20 de marzo de 2020, confirmaban que la sociedad ingresaba en “aislamiento social, preventivo y obligatorio”. Un shock emocional que provocaba en la sociedad una perturbación súbita.

“Parecía el fin del mundo”, el recuerdo de María de las Nieves sobre la cuarentena

Y en ese universo social golpeado, atemorizado, estaba María de las Nieves Domínguez, venía de sufrir violencia de género. En aquel momento de la pandemia vivía en una pieza prestada junto a su hijo menor, en Buena Nueva, departamento de Guaymallén.

María de las Nieves, construyó su hogar con la ganancia que generaba con la inversión del IFE.
María de las Nieves, construyó su hogar con la ganancia que generaba con la inversión del IFE. Foto: María de las Nieves

“Uf! (piensa) Fue muy difícil, parecía el fin del mundo. Yo estaba con mi hijo con discapacidad en una habitación prestada entre nylon y chapas”, recordó angustiada, pero firme, María de las Nieves junto a Vía Mendoza.

Reinventarse sin descuidar la salud, los inicios de la mendocina y el IFE

El Covid-19 fue y es todo un problema para la salud de los humanos y María de las Nieves vivía en pánico debido a que “mi hijo tiene problemas pulmonares, lo tenía que cuidar mucho y no podía trabajar. “Tenía mucho miedo que la pasara algo mi hijo”, sobre lo que agregó, “Sí, me afectó mucho, pero un día me levanté y dije ‘tengo que salir adelante como sea’ y fue cuando comencé a reinventarme”.

María de las Nieves Domínguez.
María de las Nieves Domínguez.

Hasta facilitó su receta médica casera para afrontar los problemas respiratorios: “Es sencilla, pero muy efectiva: hay que hervir jengibre, introducir al agua de ese té, una cucharada de miel y unas gotas de limón, hay que tomarla cuando uno recién se levanta en la mañana”, destacó.

Gracias al IFE, la mendocina apuntaló su economía familiar

En medio de la cuarentena, inició su nueva vida vendiendo toritas, café y empanadas, hasta que recibió el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y pudo apuntalar su economía.

El Ingreso Familiar de Urgencia que recibió en 2020 lo invirtió en materia prima y materiales de construcción, la ganancia de la venta de comida era para pagar la mano de obra para la construcción de su casa que por cierto “le cambó la vida a mi hijo”, destacó.

María de las Nievas, construyendo su casa.
María de las Nievas, construyendo su casa. Foto: Vía Mendoza

Pero no toda su obra quedó ahí, apostó a más y creó un merendero “Rincón de la Infancia” en una habitación de 9 metros por 7: “Tenía que ayudar a la gente que la estaba pasando mal. Más de 100 personas diarias fuimos atendiendo y sirviendo comida, a pesar de las escasa, casi nula, ayuda del Gobierno. No fue fácil pero lo cierto es que uno nunca debe olvidar de dónde viene”.

El comedor comunitario El Rincón de la Infancia (Guaymallén) atiende a más de 100 personas diarias.
El comedor comunitario El Rincón de la Infancia (Guaymallén) atiende a más de 100 personas diarias. Foto: Via Mendoza

Atrofia muscular y un ACV, nada detiene a María de las Nieves

A María de las Nieves, nada la detiene. Sigue trabajando a pesar de su atrofia muscular en una de sus piernas, lo que dificulta su trabajo y tiene que ponerse una prótesis en la cadera. Pero lo peor llegó a fin de año “sufrí un ACV (Accidente Cerebrovascular) y una vez más me cambió la vida. Me dejó secuelas de memoria, pero sigo adelante”, expresó con su tono de luchadora incasable.

Sin dar muchos detalles de su vida privada, su cara, gestos cambiaron al destacar con pasión la convivencia con su nueva pareja (Gustavo): “Me salvó la vida. Es quien todos los días me da fuerzas para seguir, es muy especial en mi vida. Ahora lloramos juntos (entre risas) cuando pelamos las cebollas para las empanadas”, que por cierto, intentamos sacarle el secreto del relleno, pero pensó, levantó la cabeza, y con una mueca de picardía solo remarcó, “están llenas de amor”.

Para ayudar al merendero pueden llamando al teléfono de contacto: 261-2573864.

La pandemia y el efecto psíquico

“No es pereza o pérdida de agudeza: estar en una pandemia mundial durante los últimos años, en realidad está dificultando que nuestros cerebros creen y recuperen recuerdos”, dijo Amir-Homayoun Javadi, profesor titular de psicología cognitiva y neurociencia cognitiva en la Universidad de Kent en el Reino Unido.

Cuarentena por coronavirus, el decreto nacional 297-2020

A partir del 20 de marzo y por medio del decreto 297-2020 el Gobierno Nacional establecía:

Artículo 1º. A fin de proteger la salud pública, lo que constituye una obligación inalienable del Estado nacional, se establece para todas las personas que habitan en el país o se encuentren en él en forma temporaria, la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” en los términos indicados en el presente decreto. La misma regirá desde el 20 hasta el 31 de marzo inclusive del corriente año, pudiéndose prorrogar este plazo por el tiempo que se considere necesario en atención a la situación epidemiológica.

Hacer click aquí para ver el decreto completo

Decreto 297/2020
Decreto 297/2020 Foto: Argentina presidencia