La Dirección General de Escuelas (DGE) habilitó 23 escuelas de toda la provincia para brindar apoyo escolar en forma presencial. La modalidad no es obligatoria, sino voluntaria.

Las actividades arrancan este martes tras la aprobación de la Resolución 2.777 que establece la habilitación de una serie de tareas educativas permitidas, entre ellas, el apoyo escolar.

Las clases se dictarán en dos turnos, uno en la mañana y otro en la tarde, y la duración será de dos horas como máximo (por turno).

Los grupos tendrán hasta 10 estudiantes y en el aula se respetarán todos los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud. En las aulas habrá no sólo alcohol en gel sino que los que no cuenten con tapaboca serán provistos de éstos.

"La actividad formal arrancó este lunes, con la entrega de cuadernillos (por parte de la DGE) y la limpieza de las aulas. En definitiva, la puesta en marcha operativa. Ya este martes se recibirá a los estudiantes con las medidas sanitarias dispuestas", aseguró Rodrigo Olmedo, Secretario de Gobierno de la Ciudad de Mendoza, uno de los municipios que pondrá en marcha la actividad en ocho Municentros.