Una multitudinaria fiesta en el piedemonte de Chacras de Coria, del departamento de Luján de Cuyo involucró a más de 300 personas. Testigos acusaron que circulaba alcohol, escaseaban los barbijos y abundaban las camionetas 4x4.

El hecho ocurrió el sábado por la noche en el inicio de la Ruta 82, y los vecinos indignados remarcaron que "los policías nos dijeron que no podían hacer nada si la fiscalía no endurecía el criterio". Pero luego delaccionar policial, solo fueron demoradas 3 personas.

Fiesta clandestina en Luján de Cuyo, Mendoza.

Los vecinos remarcaron que muchos conductores de vehículos todo terreno conocen sendas alternativas para esquivar los controles policiales que suelen apostarse en la ruta. "De todos modos el sábado no había mucho control. De otra forma no se habría juntado tanta gente", comentó Araujo a Mdz.

"Eso estaba muy bien organizado, cada uno había llevado su heladerita con el alcohol que iba a consumir y tenía todo en su vehículo de alta gama. Había una gran cantidad de jóvenes, obviamente ninguno con barbijo ni ninguna medida de protección para evitar contagios de coronavirus. Cuando llegamos muchos escaparon hacia los cerros para evitar ser detenidos", contó un efectivo que participó del operativoa Uno.

A esos aprehendidos se sumó el secuestro de un par de vehículos, que quedaron a disposición de la fiscalía, aunque desde el Ministerio de Seguridad aclararon que la orden de la ayudante fiscal de turno, Paola Gutiérrez fue no aprehender al resto de los asistentes a la fiesta.