La pequeña tenía un cuadro grave pero a raíz de una enfermedad congénita.


El reporte de fallecimientos de pacientes con coronavirus que emitió el Ministerio de Salud el sábado trajo consigo un dato que no pasó inadvertido, entre las siete personas que perdieron la vida había una bebé de tres meses que se encontraba internada en el hospital Notti.

Desde el nosocomio mendocino indicaron que la pequeña había nacido prematura y presentaba un cuadro sumamente complicado desde antes de contraer el virus.

La pequeña nació con 35 semanas de gestación y tenía tumores hepáticos a raíz de una enfermedad congénita.

Desde el hospital pediátrico informaron que, además, a la beba a le estaban realizando estudios genéticos debido a la enfermedad previa que presentaba.


En esta nota:

Salud Coronavirus Bebés


Comentarios