Una afiliada denunció por medio de redes sociales que informó a la obra social que tenía síntomas de Covid-19 y no fue hisopada.


Una mujer denunció a la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP) porque, a pesar de haber dado aviso hace dos semanas que tenía síntomas de coronavirus, no fue hisopada para establecer fehacientemente si se había contagiado. Sin embargo, desde la mutual estatal negaron la fuerte acusación y explicaron que fue asistida vía “teleconsulta”.

La mujer es secretaria de la Defensoría Penal de Menores y comentó en un extenso posteo en Facebook que el 24 de julio volvió de su trabajo y comenzó a sentirse decaída. Tenía 37,5 de temperatura, dolor de garganta y tos seca. “Ante esos síntomas llamé al 0800 COVID de OSEP, ya que es la obra social que tengo obligatoriamente por mi trabajo y me atendió una persona que no recuerdo si se identificó. Le expliqué los síntomas, le dije que había estado yendo a trabajar esa semana y al consultarme si había estado en contacto con alguien positivo respondí que no porque hasta ese momento lo desconocía”, relató en una carta que hizo pública en las redes sociales.

“Me dijeron que era normal de la época, que me quedara tranquila, que tomara mucha agua”, detalló. Pero los síntomas continuaron, perdió el gusto y el olfato y se dirigió a la guardia del Hospital Universitario, donde le diagnosticaron un catarro. “Me dijeron que no tenía que preocuparme por no haber estado con un contacto positivo. Con ese certificado mi marido, trabajador dependiente de un organismo privado, salió a trabajar creyendo que sólo se trataba de un catarro”, denunció.

Afiliada de Osep y la denuncia en las redes sociales.

Con el correr de los días, Pamela se enteró que una compañera con quien había tenido contacto estrecho dio positivo y su angustia comenzó a crecer. Con la confirmación que llegó el 3 de agosto, otra vez llamó a la obra social y le dijeron que la pondrían en una lista de espera, siempre según el relato de la paciente.

“Felizmente, por suerte, por destino, y porque no soy un paciente de riesgo (algo que la obra social no sabe), ya estoy bien y no resultó de mayor gravedad. Parece ser que por algún motivo la política de la obra social dependiente del Estado provincial es no hisopar. Lo cierto es que esta historia podría no haberla contado”, afirmó al final de la misiva.

Ante el caso, fuentes de la obra social indicaron que a la paciente se le hizo el seguimiento médico por teléfono y se descartó que haya contraído la enfermedad luego de que dos profesionales del hospital Universitario confirmasen el diagnóstico de alergia, según quedó registrado en el sistema de la prestadora. El Sol.




Comentarios